Infertilidad y esterilidad

En este post, hablaremos de dos términos que generalmente son usados como sinónimo, pero que en realidad no lo son.
Hablaremos de esterilidad y de infertilidad, dos problemas bastante frecuentes por el que deben atravesar muchas parejas.
Veremos las diferencias entre ellos, las causas y los tratamientos, todo esto, en este interesante post.

Los términos infertilidad y esterilidad, muchas veces son usados como sinónimos, pero en realidad no lo son.

Yo misma los tenía como sinónimos, por ello me parece válido hablar del tema, y hacer la aclaración, ya que seguramente muchos de ustedes, también consideraban que era lo mismo.

La infertilidad es cuando el feto es inviable

La infertilidad es cuando el feto es inviable

Según lo explican en la revista digital Ser Padres, la esterilidad, es la imposibilidad de conseguir un embarazo, tras un año o más de intentarlo sin resultados.

Se habla de esterilidad primaria, cuando la pareja no ha conseguido tener nunca un hijo, y de esterilidad secundaria, cuando después de haber tenido hijos, no se vuelve a conseguir un embarazo.


La esterilidad puede originarse por disfunciones orgánicas o por factores como el estrés, la alimentación, factores emocionales o ciertos hábitos.

En tanto la infertilidad, es cuando una mujer, se ha quedado embarazada en una o más oportunidades, pero estos embarazos, nunca han llegado a término, es decir cuando el feto no alcanza viabilidad, o el bebé se ha muerto a las pocas horas de nacido.

Conseguir un embarazo, es el sueño de muchas parejas

Conseguir un embarazo, es el sueño de muchas parejas

La infertilidad también puede ser primaria o secundaria. Es primaria cuando la mujer logra quedar embarazada pero el bebé muere inmediatamente después del parto, o bien el embarazo no llega a término, y es secundaria cuando después de haber tenido uno o más hijos, la mujer no consigue más que su embarazo, llegue a término.

Dentro de las causas que llevan a una infertilidad, se puedes citar: causas genéticas, inmunológicas o endocrinas, causas anatómicas, tóxicas o infecciosas.

Tanto la infertilidad como la esterilidad, son problemas que sufren muchas parejas.

Si tienes dudas al respecto, o llevas un año o más intentando quedar embarazada sin éxito, debes consultar con un médico especialista, para determinar las causas de este problema y para ello, te debes someter a estudios de fertilidad.

La consulta, debe realizarse en pareja, ya que la dificultad puedes estar en el hombre, en la mujer, o en algunos casos en los dos.

Entre los estudios habituales, para el hombre, se encuentra el espermiograma, el conteo de espermatozoides, estudios hormonales, ultrasonidos y radiografías.

En el caso de la mujer, también se realizan estudios hormonales, ultrasonidos y radiografías.

Cualquiera sea tu caso, es imprescindible abordar el tema con la mayor serenidad posible, ya que los factores emocionales, también interfieren con la posibilidad de embarazarse.

Foto 1 de revistanos
Foto 2 de Carlos Llobregat

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...