Fracaso absoluto del Banco Nacional de Esperma del Reino Unido

Tras casi tres años de funcionamiento y sin prácticamente donantes, el Banco Nacional de Esperma del Reino Unido abandona su actividad por su fracaso absoluto en el intento por captar nuevos donantes. Las razones argumentadas por el fracaso del proyecto son, la ley que permite a los niños conocer a sus padres cuando tengan 18 años, la poca retribución que se da a los donantes, la gran pérdida de tiempo y dinero que supone convertirse en donante, etc.

Donantes de esperma

En el año 2015 hablábamos del problema de escasez de donantes que tenía el Banco Nacional de Esperma del Reino Unido, tras casi un año de funcionamiento, apenas contaba con nueve donantes. Desde entonces se han llevado a cabo distintas campañas con el objetivo de captar personas e incrementar las donaciones de esperma, sin embargo, este tipo de campañas de poco sirve si no se cambian algunos procedimientos y reglas, por ejemplo la cantidad de tiempo que un donante pierde con las pruebas, la escasa compensación económica que no sufraga los gastos que tiene el donante para acudir al banco de esperma, etc.

Tras casi dos años poniendo en marcha campañas que promuevan las donaciones, se puede hablar de un fracaso absoluto del Banco Nacional de Esperma del Reino Unido. Sólo se registraron ocho donantes, aunque uno de ellos se retiró más tarde, lo que arroja un saldo de siete donantes y miles de euros invertidos. Hay que tener en cuenta que este banco nacional se creó con una subvención de 77.000 libras (casi 86.000 euros), a los que hay que sumar los gastos generados por las promociones, el personal, etc.

Como ya explicamos en su momento, el Banco Nacional de Esperma se creó con el propósito de poder hacer frente a la escasez de donantes de esperma del Reino Unido. Se esperaba que tras un año desde su puesta en marcha en el año 2014, el banco fuera capaz de ser autosuficiente económicamente hablando. Se apunta como razón principal el cambio en la legislación producido hace unos años, en el que se consideró que los niños nacidos a partir de una donación tienen el derecho de conocer la identidad de sus padres (donantes) cuando cumplen 18 años.

A este motivo principal que nos comentan aquí, se le deben sumar el resto de motivos antes citados, por tanto, es bastante lógico que ningún hombre quiera ser donante, y esto precipita el cierre del banco. No es extraño que iniciativas como la puesta en marcha por el London Sperm Bank de Londres tengan tan buena acogida, gracias a una nueva app las mujeres pueden elegir a un donante de esperma de una cartera con más de 25.000 donantes, pudiendo seleccionar a los candidatos que más les interesen mediante búsquedas selectivas para definir parámetros como la raza, la estatura o el color del pelo, entre otras cosas.

Esta es la primera aplicación de su tipo que se lanza en el país y que tenía como finalidad hacer frente a la escasez de donaciones de esperma. ¿Por qué triunfa?, porque no se puede hablar de donaciones gratuitas, los donantes ponen a la venta su esperma y se embolsan más de 1.000 euros. Dada la cantidad de donantes, se puede decir que se demuestra que la razón principal no es el cambio de legislación antes citada, sino el aspecto económico. Si el Banco Nacional de Esperma del Reino Unido hubiera pagado más, posiblemente habría recibido más donantes.

En definitiva, el Reino Unido deja de tener un banco de esperma dando alas a proyectos como el antes citado. Si os interesa saber cómo funcionan las donaciones de esperma en España, os recomendamos acceder a este post en el que la clínica de reproducción asistida Ginefiv lo explica.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...