El zinc y el ácido fólico no mejoran la fertilidad masculina

Un estudio demuestra que los suplementos que contienen zinc y ácido fólico, recomendados habitualmente para mejorar la fertilidad masculina, no logran este cometido. Según los resultados, este tipo de suplementos no ofrecen beneficios, pero sí problemas, como la fracturación del ADN en los espermatozoides.

Suplementos para mejorar la fertilidad masculina

Una investigación realizada por expertos de la University of Utah Health (Estados Unidos), en colaboración con los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) y otros centros médicos, concluye que el zinc y el ácido fólico no mejoran la fertilidad masculina, es más, se considera que estos suplementos provocan alteraciones en el ADN de los espermatozoides, una posible causa de infertilidad.

Muchos suplementos para mejorar la fertilidad contienen zinc, un mineral que resulta esencial para el desarrollo de los espermatozoides, también contienen folato, la forma natural del ácido fólico que, en teoría, ayuda en la formación del ADN de los espermatozoides. Estos suplementos se suelen promover como una forma natural de mejorar el recuento, la motilidad y la creación de espermatozoides, sin embargo, algunos estudios realizados sobre estos productos han arrojado resultados contradictorios y no concluyentes.

En el estudio participaron 2.370 parejas que tenían la intención de someterse a tratamientos de fertilidad. Los hombres fueron seleccionados aleatoriamente para recibir un suplemento diario de 5 miligramos de ácido fólico y 30 miligramos de zinc durante seis meses, o un placebo durante el mismo tiempo. Las mujeres participaron en este estudio mediante cuestionarios cumplimentados durante un periodo de 18 meses desde el inicio del estudio, para determinar la tasa de embarazo.

Para empezar, hay que destacar que entre ambos grupos apenas se vieron diferencias, en el grupo de hombres que recibió el suplemento nacieron 404 bebés (35%), en el grupo de hombres que recibió el placebo nacieron 416 bebés (35%). En ambos grupos se determinó que el conteo total de espermatozoides, la forma y la motilidad eran similares, sin embargo, quienes tomaron el suplemento tuvieron un mayor porcentaje de espermatozoides con problemas en el ADN, concretamente la fragmentación del ADN, es decir, roturas o lesiones en el material genético.

A esto hay que sumar que los hombres que recibieron el suplemento se quejaron con más frecuencia que los que recibieron el placebo, de sufrir dolores abdominales, náuseas, vómitos y otros síntomas gastrointestinales. Para los expertos no hay lugar a dudas, se trata de un estudio amplio y bien controlado que muestra que los nutracéuticos como el zinc y el ácido fólico, realmente no mejoran las posibilidades de que una pareja pueda concebir un bebé, en realidad pueden provocar efectos secundarios que no son nada beneficiosos.

Los investigadores comentan que para los hombres de todas las edades es recomendable, para mejorar y mantener la tasa de fertilidad, seguir una dieta y un estilo de vida saludable, no siendo necesaria la ingesta de este tipo de suplementos para conseguir mejores parámetros en el esperma. Si estos resultados se ratifican, sería interesante que se pusiera en marcha una regulación de los suplementos y se advirtiera de sus efectos.

Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica JAMA.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...