¿Cuándo se puede decir que se sufre infertilidad?

Si una pareja en edad reproductiva mantiene relaciones sexuales durante 12 meses de forma regular y no logra concebir un bebé, se considera que tiene un problema de infertilidad. Es a partir de ese momento cuando se empieza a estudiar el caso para averiguar cuál es la causa que impide la concepción del bebé o poder llevar a término el embarazo con el nacimiento de un bebé vivo.

Reprodución asistida

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), la infertilidad es una enfermedad que afecta al aparato reproductor que se caracteriza por la imposibilidad de lograr el embarazo, tras 12 meses de relaciones sexuales sin protección, con una frecuencia media de tres veces por semana. En el caso de las mujeres a partir de 35 años de edad, se considera que se sufre infertilidad tras seis meses sin lograr el embarazo, como ya sabemos, la edad es un factor importante en la posibilidad de concebir un bebé.

Estas son las consideraciones básicas por las que se puede determinar cuándo se puede decir que se sufre infertilidad. Este problema afecta a un 15% de las parejas que se encuentran en edad reproductiva, siendo el factor masculino causante en un 33% de los casos, un 21% es el factor femenino, un 40% por causas mixtas y un 6% por causas inexplicables. Aunque hay que decir que estos porcentajes varían dependiendo del país, por ejemplo, en Estados Unidos, un tercio de los casos de infertilidad se asocian a un factor femenino, un tercio a un factor masculino, un 15% por causas mixtas y el resto por causas inexplicables.

En nuestro país se considera que el 80% de los casos se reparte equitativamente entre el factor femenino y masculino, el 20% restante se atribuye a causas mixtas o inexplicables, por lo que se podría decir que son datos más genéricos que los aportados por Estados Unidos. Dentro de la infertilidad encontramos dos variantes, una es la infertilidad primaria, que comprende la imposibilidad de lograr la concepción o llevar el embarazo a término con el nacimiento de un bebé vivo. La otra variante es la infertilidad secundaria, es cuando una mujer no puede concebir un bebé o llevar un embarazo a término con el nacimiento de un bebé vivo, después de que tuviera un embarazo previo habiendo dado a luz a un niño vivo.

No se trata de una regla exacta, que se intente concebir un bebé durante 12 meses y no se consiga, no quiere decir que se sufra infertilidad, aunque el número de probabilidades de que sea así es mayor. Las causas de la infertilidad varían dependiendo de muchos factores y algunos se relacionan exclusivamente con el género, en la mujer puede ser causa de infertilidad sufrir problemas de tiroides, diabetes mellitus, enfermedades renales, síndrome de ovarios poliquisticos, malformaciones en el útero, desórdenes en la ovulación, disfunción hipotalámica, factores psicológicos, reserva ovárica disminuida, tener anticuerpos anti esperma, falta de moco cervical que impide la movilidad y supervivencia del esperma, etc.

Cuando la infertilidad se debe al factor masculino, puede estar relacionada con alguna alteración testicular, sufrir diabetes mellitus, intolerancia al gluten sin haberse diagnosticado ni tratado, sufrir un desorden hipotalámico, tener un defecto genético en el cromosoma Y, un reducido número de espermatozoides, problemas hematológicos, factores psicológicos, abusar de alcohol o drogas, eyaculación retrógrada, defectos en el gen de la fibrosis quística, sufrir síndrome de Klinefelter, etc.

Lo cierto es que el número de causas que provocan infertilidad es elevado y es necesario estudiar cada caso de forma independiente y en profundidad. Por ejemplo, es posible que un hombre y una mujer sean fértiles de forma independiente, pero como pareja no pueden concebir, sea por una causa genética o epigenética, y necesitan la ayuda de los especialistas en reproducción asistida. En otros casos, los estudios pueden mostrar la inexistencia de anomalías, sin embargo, el hecho de no lograr la concepción determina que existen, aunque no se logran detectar. Este es un ejemplo englobado en los denominados casos inexplicables.

Tras 12 meses de relaciones sexuales infructuosas se debe plantear la necesidad de recibir ayuda de los especialistas en reproducción, si se tiene algo de prisa, lo mejor es evitar la seguridad social ya que se tarda mucho más en alcanzar el objetivo que en un centro de reproducción asistida. Dependiendo del tipo y causas, la infertilidad se puede tratar farmacológicamente, pero como hemos indicado, también se puede recurrir directamente a las técnicas de reproducción asistida.

El tema de la infertilidad es muy amplio, y merece la pena tratar todos sus puntos para tener una mejor visión del problema, así que este es un post de introducción y en la próxima entrega hablaremos sobre los factores epigenéticos que causan infertilidad.

Foto | National Human Genome Research Institute

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...