Congelar los óvulos no garantiza el embarazo en el futuro

Los datos de una investigación muestran que congelar los óvulos no garantiza el embarazo en el futuro, sobre todo si se inicia este procedimiento a los 30 años o más. Los resultados muestran en este caso, que la tasa de embarazo es de sólo el 18%, tasa que se incrementa al 31% si los óvulos se congelan a los 20 años de edad.

Criogenizar los óvulos

Según los datos de un estudio realizado por el Centro de Fertilidad de Newcastle (Reino Unido), congelar los óvulos no garantiza el embarazo en el futuro. Las mujeres que se someten a los tratamientos de fertilidad con óvulos congelados cuyo coste medio ronda los 9.500 euros, sólo tienen un 18% de probabilidades de lograr la concepción. Estos resultados deberían, según los expertos, servir de advertencia a esas mujeres que planean retrasar el embarazo y garantizar la concepción mediante la congelación de los óvulos.

En la investigación, los expertos han analizado todos los nacimientos que se han realizado por Fecundación in Vitro en el Reino Unido durante los últimos 15 años, utilizando los datos facilitados por el HFEA (Human Fertilisation & Embryology Authority). Parece ser que la mayoría de las mujeres deben someterse al procedimiento hasta cinco veces, antes de lograr la concepción, aunque hay una variable a tener en cuenta, las posibilidades de concebir aumentan si la congelación de los óvulos se ha realizado cuando la mujer tiene 20 años.

En la actualidad, la mayoría de las mujeres piensan en congelar los óvulos cuando rondan los 30 años, y según los expertos, esto complica significativamente las posibilidades de éxito en la concepción. Según los datos, dos tercios de las mujeres que deciden congelar los óvulos lo hacen cuando cumplen los 35 años o más, lo que aún complica más las probabilidades de éxito. Uno de los problemas señalados alude a que las clínicas de fertilidad puedan alentar a las mujeres a retrasar la maternidad durante demasiado tiempo, ofreciéndoles total seguridad con la congelación de óvulos. Los datos del estudio muestran que es un error retrasar la maternidad y confiar en quedarse embarazada con los óvulos congelados hace años.

Como decíamos, para mejorar la tasa de embarazo es necesario congelar los óvulos a una edad temprana, pero parece que es algo que las mujeres jóvenes no tienen en cuenta. La investigación también ha descubierto que si se utilizan óvulos congelados donados, las probabilidades se incrementan hasta el 31%, lógico teniendo en cuenta que las donaciones las realizan mujeres jóvenes. Los investigadores están preocupados de que las mujeres jóvenes no «sientan la amenaza de infertilidad» provocada por las falsas esperanzas con la congelación de los óvulos. Por eso es necesario que tengan claro que el tratamiento de fertilidad es un esfuerzo considerado ‘último recurso’ con posibilidades reducidas de éxito.

Actualmente, en Reino Unido el almacenamiento de óvulos está en pleno auge, las cifras de mujeres que se someten a este tratamiento se duplican, lo que tiene que ver con la decisión de muchas mujeres de posponer el embarazo en favor de su carrera profesional. Los expertos señalan que a pesar de que esta tecnología es popular, hay que tener en cuenta que su tasa de éxito es muy baja, ya que un 85% de los óvulos que se han congelado no sobreviven al proceso.

El estudio se ha presentado en la conferencia Fertility 2020 de Edimburgo y se espera que los datos sirvan para que las mujeres decidan de forma consciente y contando con toda la información. Podéis conocer más detalles de la investigación a través de la página del Newcastle Fertility Center.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...