Congelación de esperma, servicio de fertilidad creado por la angustia masculina

En Estados Unidos están en auge las empresas que ofrecen un servicio de congelación de esperma, se trata de un servicio de fertilidad que, según algunos expertos, se ha creado y ha florecido por la angustia masculina, ya que cada vez más hombres retrasan el tener hijos y temen que puedan tener problemas por la calidad de su esperma.

Preservar el esperma

Son muchas las mujeres que congelan sus óvulos para intentar garantizar que en un futuro puedan tener bebés, pero ahora también son los hombres los que tienen esa preocupación, cada vez son más los que contratan los servicios para la congelación de esperma, un servicio de fertilidad creado, según algunos expertos, por la angustia masculina. Los hombres, igual que las mujeres, retrasan la paternidad y son conscientes de que a mayor edad, se tienen más problemas de tener un esperma de calidad.

Algunas empresas aprovechan esas inquietudes que tienen los hombres, es el caso de Legacy, una compañía gestada el pasado mes de octubre en los Laboratorios de Innovación de Harvard (Estados Unidos), que ha lanzado un nuevo servicio de congelación de esperma. Esta empresa ofrece unos kits que son enviados por correo y que posteriormente son devueltos por el usuario, la empresa se encarga de analizar los espermatozoides y elaborar un informe de fertilidad donde se determina si el almacenamiento de esperma es recomendable para el usuario.

Estas nuevas compañías lanzan el mensaje de que congelar el esperma no es sólo para hombres que puedan tener problemas de salud, sino para todos los hombres a fin de poder contar con una “póliza de seguro para la concepción”. Con este servicio se asegura que tienen la opción de formar una familia cuando consideren que el momento es adecuado sin importar si ha pasado tiempo y su calidad de esperma se ha degradado. Para algunos, la congelación de esperma abierta a todos los hombres en general es una exageración, un modo de explotar esa angustia masculina que se ha exacerbado a través de estudios que indican que la calidad del esperma es cada vez peor.

Algunos expertos comentan que aunque es cierto que se ha degradado la calidad del esperma a nivel general, no es algo preocupante y es un absurdo recurrir a estos nuevos servicios, lo que hay que procurar es no retrasar la edad de tener hijos hasta el punto de que se tengan problemas. Otros consideran que lo más importante es centrarse en prevenir la infertilidad masculina, poner en marcha regulaciones más estrictas sobre sustancias que afectan a la reproducción y que están presentes en objetos cotidianos, seguir un estilo de vida saludable, etc.

Congelar esperma

Especialistas en infertilidad masculina comentan que la calidad de los espermatozoides de los hombres no se deteriora con la edad de forma tan marcada como la calidad de los óvulos de las mujeres, por lo que tienen más tiempo para tomar decisiones importantes en su vida, lo que hace que la congelación sea innecesaria para la mayoría de los hombres. No recomiendan que hombres sanos de entre 20 y 30 años recurran a estos servicios, ya que básicamente se trata de un negocio que explota estas nuevas inquietudes de los hombres, al menos en Estados Unidos.

Cierto es que hasta en un 50% de los casos de infertilidad de una pareja, la causa son los espermatozoides, pero la mayoría son hombres que han superado los 40 años. Aquí es donde entran en juego estas nuevas compañías que parecen promover que se tengan hijos más tarde, que los hombres desarrollen su actividad profesional, que disfruten de la vida y que cuando llegue el momento que crean oportuno, tengan hijos. No importará si se ha degradado algo el esperma, contarán con esperma congelado en buenas condiciones obtenido cuando eran más jóvenes.

El coste de la congelación de esperma puede variar mucho, en un centro de fertilidad puede costar entre 800 y 1.000 euros, mientras que con servicios como el de Legacy el coste se reduce significativamente. Claro, que otras empresas que funcionan de un modo similar a Legacy, ofrecen los mismos servicios a un coste más económico, 99 dólares el kit de recolección y unos 100 dólares al año por almacenamiento. Estos precios competitivos y minar la preocupación ha hecho que cada vez más hombres estadounidenses recurran a este servicio y no importa si la prueba determina que no es necesario proceder a la congelación, como decíamos, es un “seguro de procreación”.

Podéis conocer más detalles sobre este servicio y los motivos que están provocando su espectacular auge a través del periódico digital Washington Post.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...