Tips para alimentar la inteligencia emocional en nuestros pequeños

Enseña a tu hijo a mejorar su inteligencia emocional, aprende con estos pasos

Aprende como alimentar la inteligencia emocionar de nuestros hijos

Muy pocas veces las personas y las maestras mencionan la “inteligencia emocional” en sus clases, pero la verdad es que enseñarla en la escuela como una asignatura más, es buena idea.

Poco a poco los niños pueden ir asimilando este tema desde el día que nacen, dependiendo de cómo se relacionan con el medio que los rodea y con las demás personas.

La inteligencia emocional va desenvolviéndose en cada persona en la medida en que se practica, y tiene increíbles beneficios. De hecho, debemos destacar que les ayuda a ser niños y adultos más empáticos y sociables, a tener mayor confianza en ellos mismos y eso, muy posiblemente ayudará a que sean personas más felices.

¿Cómo desarrollar la inteligencia emocional en niños?

La inteligencia emocional nos lleva como seres humanos a tomar las mejores decisiones a pesar de pasar por momentos difíciles, por esta razón debemos inculcarles desde pequeños a nuestros niños el valor de saber enfrentar cada situación de una manera sabia.

1 – Dale siempre apoyo a tu hijo

Al contrario de lo que pueda pensarse, el apego emocional cuando somos niños no es un signo de fragilidad, sino todo lo contrario.

Los pequeños con una buena educación emocional en la infancia, niños que han sido cogidos en brazos, que han tenido caricias y han sido escuchados, tienen las mejores herramientas para enfrentarse a la vida adulta cuando dejen la mano de los padres.

2 – El afecto físico es muy importante

La teoría está definida, pero la inteligencia emocional no se instruye sin la práctica del contacto físico. Los besos, las caricias, los masajes y los abrazos son alimento que nuestros hijos requieren tanto como dormir o comer.

3 – Ayuda a tu pequeño a identificar sus emociones

Es indispensable que los niños desde que son muy chiquitos entrenen la capacidad de reconocer y darle nombre a lo que sienten, y que puedan decirlos y aceptarlos. Comienza por los sentimientos más sencillos como la felicidad, el enojo, o la tristeza.

4 – Enséñales sobre: empatía

La empatía es el poder de ponerse en la posición de otra persona y aquí más que nunca, está seguro que, si eres empáticos con tus hijos, ellos lo van a ser con su entorno.

Las personas empáticas pueden comprender al otro, compartir sus emociones sin emitir un juicio.

Empatiza con tu pequeño, habla de la inteligencia emocional con él, realiza gestos de asentimiento con la cabeza y ponte en sus zapatos, hazle entender que comprendes su problema, aunque no estés de acuerdo con lo que le acontezca.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...