La conciliación es imposible para el 73% de los españoles

Equilibrar la vida familiar y laboral se ha vuelto una tarea cuesta arriba en España. Expertos señalan que es hora de presionar a las empresas para respetar los horarios de los trabajadores.

La conciliación es imposible para el 73% de los españoles

En los hogares españoles, los intentos por balancear la vida personal y laboral no han sido muy fructíferos. Al menos así lo reseña el reciente Informe del Índice de Responsabilidad Familiar Corporativa (Ifrei) de Iese, donde se indica que a 73% de los empleados les cuesta conciliar ambos “mundos”.

Para la realización del informe se requirió entrevistar a 1000 ciudadanos, quienes coinciden en que el cumplimiento de las políticas de conciliación estipuladas por las leyes, les perjudica a nivel laboral. Adicionalmente, entre un 41% y un 48% de los empleados, cree que las compañías esperan que pasen más tiempo en sus puestos de trabajo, que las establecidas en sus contratos.

Si se tiene hijos la situación se vuelve aún más compleja, pues es necesario que papá o mamá cuadren sus horarios con los colegios. Hacer que su hora de salida coincida con la del fin de la jornada laboral no es tan sencillo, por lo que los padres se ven en la obligación de contratar a una niñera que pueda ayudarles.

La conciliación no siempre es posible

Una mayoría abrumadora de los españoles afirma que su entorno laboral entorpece el equilibro entre la vida personal y sus obligaciones con el empleo. Específicamente, sólo uno de cada nueve profesionales cuenta con la flexibilidad horaria suficiente para no descuidar ambas facetas. Sin embargo, el miedo a perder su empleo es mayor.

Mireia de Las Heras, profesora y autora de la investigación, declaró a un importante medio de comunicación nacional, que establecer límites basados en las leyes se ha vuelto urgente, para lograr la conciliación. De las Heras propone penalizar a aquellas compañías que incurran en forzar al trabajador a quedarse tras su hora de salida y premiar a las que facilitan este proceso.

Curiosamente, estas medidas arbitrarias suelen representar un costo mayor para el Estado, señala De Las Heras. Esto se debe a que el número de bajas laborales se incrementan conforme los espacios de ocio o ratos libres se reducen. Esto termina por generar gran estrés al trabajador, afectando su rendimiento tanto en la empresa como en el hogar.

Consejos para conciliar

Ambas facetas de la vida, tanto la laboral como la familiar, son muy importantes para el crecimiento del ser humano. Aunque equilibrarlas no es fácil, es posible hacerlo si se siguen estas recomendaciones.

  • Planifica la semana. Deja de lado la improvisación. Aunque los imprevistos existen, es mucho más fácil cumplir lo que nos hemos propuesto si se tiene un plan a mano.
  • No cargarse de tareas domésticas. Para lograr una conciliación exitosa, todos deben colaborar en casa. Tanto mamá y papá como los chiquitines deben participar de este proceso con responsabilidad.
  • Adelanta trabajo el fin de semana. Aunque no es lo ideal y no debe ser una costumbre, pues debes descansar, siempre hay momentos de ocio que servirán para aligerar un poco la carga de la oficina. Eso hará que tu semana sea más llevadera. Hacerlo una vez al mes puede ayudar.
  • No permitas que dispongan de su tiempo. A pesar de estar comprometido con tu trabajo, cada aspecto de la vida merece su debida atención. Está bien si alguna vez te quedas en la oficina más tiempo de lo debido, pero no debe ser diariamente. Todo el tiempo que regalamos a la compañía es tiempo que perdemos de disfrutar de nuestros afectos, o dedicarlo a nosotros mismos. Cada faceta es importante, pero no prioritaria por encima de la otra. Si quieres mejorar los resultados, toma en cuenta estas ideas para conciliar la vida laboral y familiar. 
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...