Conciliar vida laboral y familiar ¿De qué manera?

Las guarderías, las niñeras, los abuelos, la reducción del horario de trabajo. Muchas son las alternativas que existen para conciliar la vida laboral y familiar. Elige la que más te convengan.

Familia y trabajo. ¿Cómo congeniarlo?

Hoy en día, cuando la situación económica y social demanda la incorporación laboral de todos los miembros de la familia, se complican las relaciones y la adecuada dinámica familiar. Ahora no solo es el padre quien debe proveer el sustento. La madre también tiene que aportar para garantizar la estabilidad del grupo. Pero qué pasa con los niños que se desarrollan bajo la tutela de dos padres trabajadores. ¿Qué se debe hacer para conciliar la vida laboral y familiar? y ¿Cuánto puede costar? Son preguntas que muchos se hacen y a las que intentaremos dar respuestas.

Padres y madres trabajadores

Si los dos padres tienen empleo, hay que buscar las opciones más favorables para procurar la adecuada atención de los hijos. El inconveniente, es que buena parte de ellas acarrean gastos que terminan por reducir el ingreso familiar. Pero ni hablar de la posibilidad de renunciar al trabajo, cuando la economía general del país es cada vez más cuestionable.

Lo ideal sería contar con un horario de trabajo racional, pero la propuesta ha sido desestimada por los poderes públicos que aún no han materializado ningún acuerdo al respecto. Es lamentable porque generaría importantes beneficios, no solamente a los empleados, sino también a los empresarios y a la sociedad en general. Dichos horarios representan la posibilidad de conciliar la vida familiar con la laboral y contar con un equipo de trabajadores más satisfechos y-por ende-más productivos.

Opciones para conciliar la vida familiar y laboral

Entre tantas ocupaciones, no siempre queda tiempo para dedicar a la familia y disfrutar momentos agradables. Pero es necesario hacerlo, buscar actividades que permitan conciliar ambas facetas. Y estas son algunas alternativas:

  • Horarios escolares que coincidan con los laborales. Esta pudiera ser una de las mejores alternativas, pero no siempre es posible. Al menos no en su totalidad. Los horarios de trabajo, por lo general, empiezan antes que el escolar y terminan después. Sólo una buena organización ayudará a evitar inconvenientes.
  • Actividades extraescolares. Esta opción es muy viable porque siempre hay colegios que ofrecen diferentes actividades lúdicas, recreativas, culturales, deportivas para los niños en horarios vespertinos. La dificultad es que no son gratuitos, demandando a los padres un gasto adicional el cual es mayor si tienen más de un hijo. Implica la reducción del ingreso familiar con sus respectivas consecuencias.
  • Guarderías. En horas de la mañana, la solución para el cuidado de los más pequeños pudiera ser una guardería. En centros escolares privados suelen ofrecer el servicio con desayuno incluido, pero los costos representan un desembolso significativo.
  • Cuidadores o niñera. Últimamente los padres están recurriendo a buscar personas para que se encarguen de los niños o los cuiden unas horas. La ventaja es que se adaptan a la necesidad; solo para llevarlos al colegio o recogerlos y atenderlos mientras llega uno de los padres. Puede recurrirse a particulares o a empresas privadas, el costo depende del tiempo que trabaje el cuidador o la niñera pudiendo representar un salario mínimo o más.
  • Reducción de la jornada de trabajo. Esta opción es la asumida por mayor cantidad de mujeres quienes optan por trabajar menos tiempo para dedicarse a la crianza de los hijos. Obviamente implica una disminución de su salario que afecta la economía familiar sobre todo en los hogares de clases sociales más desfavorecidas; algunos padres también lo hacen. Sin duda es un alto costo,
  • Solicitud de excedencia. Desde el punto de vista económico es la opción de mayor costo para la familia porque significa renunciar al salario. La ventaja es que el empleo se conserva. Es un derecho que concede la Ley tanto al hombre como a la mujer, por tanto la empresa no puede negarse. Finalizada la misma, la madre o el padre se reintegra a su trabajo al terminar el tiempo de cuidado de los niños menores de tres años. No es una opción muy difundida, por ello y por las fuertes implicaciones económicas, es poco utilizada por los padres.

¿Y los abuelos?

Los abuelos son la alternativa más apreciada para que exista una conciliación entre el trabajo y la vida laboral. Su apoyo es muy importante, tanto para los padres como para los niños. Habitualmente proveen cuidado a los nietos quienes pasan varias horas bajo su atención. Se considera que los niños que tienen la oportunidad de compartir con sus abuelos son afortunados; sin dudas siempre estarán mejor con ellos que en cualquier guardería o en manos de un extraño. Por ello se puede afirmar que son la solución ideal para preservar el presupuesto de las familias y no deteriorarlo a causa de conciliar vida laboral y familiar. Respecto a los abuelos, dos aspectos muy importantes se deben considerar: Retribuirles con el amor y respeto que merecen y dejar claro que son los abuelos, no los padres.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...