¿Es posible adelgazar durante la lactancia?

Adelgazar mientras estás en la lactancia es posible si lo haces adecuadamente, logrando esos pasos como te los recomendamos

Así puedes adelgazar durante la lactancia

Una de las grandes inquietudes que se plantean muchas madres luego de dar a luz a su bebé es sí recomendable ponerse a dieta durante el periodo de lactancia. Y es que, para muchas, cuando están embarazadas aumentan de peso considerablemente que ronda entre los 10 y los 15 kilos o hasta mas.

Por ello, perder peso se vuelve en uno de los fines más importantes luego el parto y, además, hacerlo en el menor tiempo posible.

Para que solventes todas tus dudas sobre si es recomendable o no ponerse a dieta durante la lactancia o si sencillamente dando el pecho se pierden calorías. ¿se puede adelgazar durante la lactancia? Sigue leyendo porque aquí lo sabremos.

Durante la lactancia no deben prohibirse alimentos

La leche materna debe poseer todos los nutrientes que se necesitan para alimentar al bebé por tanto no se recomienda a las mamás que empiecen una dieta durante este periodo, pero para sorpresa de muchas de nosotras, perder peso durante la lactancia incluso puede llegar a ser algo más normal que en cualquier otra etapa de la vida en una mujer.

¿Por qué? Esto se debe a que la producción de leche materna soporta el consumo de una cantidad importante de energía de la mamá, lo que ocasiona la quema de calorías. Normalmente, en una mujer de índice de masa corporal común se recomienda aumentar la ingesta en unas 300 kcal de manera aproximada para la formación de esta maravilla de alimento.

Los especialistas aconsejan por tanto una dieta variada y balanceada que una todos los alimentos de la pirámide alimenticia en sus precisas proporciones:

No hagas que tu bebé a futuro rechace los alimentos

Otro de los factores relevantes que las mamás deben tener presente es que no se debe eliminar ningún alimento de la dieta, entre otras razones porque los bebés perciben todos los aromas y gustos en la leche materna, lo cual ayuda a que en etapas posteriores no haya rechazo de ningún alimento.

Existen estudios que dejan claro que cuanto más variada sea la dieta de la madre durante este periodo, mejor tolerancia a la diversidad de gustos en etapas posteriores tendrán los bebés.

Una dieta variada y balanceada, la mejor opción para adelgazar tras el parto

Si hablamos de las ventajas de la lactancia materna, podríamos decir que para los bebés es el alimento que mejor se adapta a sus necesidades calóricas por eso algo que sea perjudicial para la mamá, también lo va a ser para el pequeño.

A pesar de que no existan alimentos prohibidos durante la lactancia sí que debemos prestar mayor atención a las bebidas como por ejemplo, las excitantes sobre todo, si el bebé no cumple con el tiempo de sueño y descanso.

Así pues, muchos especialistas aseguran que cuanto mayor sea el tiempo de alimentación exclusiva de lactancia materna, mayor será la pérdida de peso en las mamás e incluso, según indica la OMS (Organización Mundial de la Salud) las ventajas son más y es que:

La lactancia acelera la recuperación de tamaño del útero, disminuye la cantidad de sangrado luego del parto y minimiza la probabilidad de padecer cáncer de mama u ovario e incluso a largo plazo se ha observado aparte que la incidencia de hipertensión, diabetes y obesidad es menor en chicos alimentados con leche materna.

Y lo mejor de todo esto es que también beneficia a las mamás a eliminar la grasa localizada en la cintura y las caderas. Pero, claramente nada es milagroso debido a que durante esta etapa se debe ser muy estricta llevando una alimentación saludable y practicar ejercicio.

La dieta perfecta para mamás durante el tiempo de la lactancia

Para que lleves una dieta saludable los especialistas aconsejan comidas sanas enfocadas en: un desayuno a base de leche desnatada, pan o cereales integrales y fruta. Por lo que en esos momentos en los que nos entra hambre entre horas, en las tardes y en las mañanas, podemos tomar frutas y yogures que sean descremados.

Para las comidas centrales del día: a mediodía, lo mejor es añadir por verduras, ensaladas, pasta o arroz 1 vez por semana, patatas y legumbres 1 o 2 veces por semana y de segundo plato, pescado a la plancha o carne; como postre yogur desnatado o fruta.

Para las cenas lo mejor es que tengas cenas ligeras como, por ejemplo: sopa o caldo desgrasado, fiambre, huevos o pescado (los huevos no más de cuatro por semana), queso suave y fruta. Por lo que, una buena hidratación tomando 2 litros de agua al día, que también se pueden combinar o completar con zumos e infusiones.

Como ves es posible adelgazar durante la lactancia lo mejor es que comas de todo, pero en las cantidades correctas, la verdad es que todo influye. Si quieres deleitarte de las mejores recetas añade a ellas frutas y verduras.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...