Consejos útiles a la hora de planificar el cumpleaños de tu hijo

Las invitaciones, la ropa, el lugar, los recuerdos, las fotos… Muchos detalles hay que considerar al momento de organizar una fiesta de cumpleaños. Considera estos tips y evitarás equivocaciones.

Primer cumpleaños de tu hijo

El primer cumpleaños de tu retoño es una fecha que seguramente querrás celebrar por todo lo alto. Sin embargo, hay que tener ciertos factores en cuenta para que todo salga perfecto y no termines en la bancarrota. Seguir consejos útiles a la hora de planificar el cumple de tu hijo te ahorrará inconvenientes.

Lo primero que hay que considerar, es que este festejo termina siendo para los padres, pues el niño está muy chico para comprender lo que pasa a su alrededor. Por ello lo mejor es no exagerar, sobre todo con la lista de invitados. Los bebés suelen abrumarse si hay una multitud. Ten prudencia. Lo indicado es que asistan los familiares y amigos más cercanos. Que los rostros sean conocidos para tu pequeño.

Si el dinero no es problema, manda a elaborar las tarjetas en una papelería. Las puedes personalizar y agregar fotografías u otros detalles. En Internet hay modelos preciosos para que copies los tuyos. Una opción económica y moderna es elaborar invitaciones digitales y mandarlas por WhatsApp o correo. Las puedes adecuar a tu gusto con sencillos programas de edición.

Más consejos para planificar el cumpleaños de tu hijo

Seleccionar el sitio para la fiesta es esencial y, en este punto, es vital el presupuesto. Trata de que sea un sitio al aire libre que tu peque disfrute y en el que no se sienta ahogado. Asegúrate de que haya carpas para protegerse del sol o de la lluvia. Los que tienen un parque infantil son ideales.

Si la reunión es más íntima, expertos aseguran que el mejor lugar es tu casa. Allí el pequeño se sentirá más seguro y en confianza. También cuentas con el adicional de tener lo que necesites para tu hijo al alcance. Solo basta con decorar el jardín o el patio acorde a la celebración. Los globos y flores siempre se ven bellos y elegantes.

Las actividades recreativas para los chicos son bienvenidas. Si las incluyes procura que no se extiendan por más de 10 minutos. Así mantendrás la atención de los peques, quienes tienden a dispersarse con facilidad. Igualmente deben ser diversas y de acuerdo a las edades de los chicos invitados.

Que no falte la comida

En toda celebración la comida juega un rol fundamental. Por ello no solo debes esmerarte con el pastel de cumpleaños, que claro será el protagonista. Elige un menú que guste a grandes y chicos por igual. ¿Qué tal milanesas de pollo, pasta boloñesa o pizza? Comidas sencillas y populares que son del agrado de todos. También las botanas y tapas no pueden faltar.

Entre las alternativas de pasabocas están los quesos, sándwiches, hot dogs, papas fritas y galletas. Como los niños a menudo comen poca cantidad, lo conveniente sería jugar con la variedad. En cuanto a las bebidas, opta por los jugos naturales y agua. Las sodas también son bien recibidas, pero no querrás un exceso de azúcar que los estimule demasiado. No desestimes los alimentos saludables. 

Para que no se pierda la comida, en las tarjetas de invitación indica que confirmen la asistencia. Igualmente el número de acompañantes. Si no te respondes, bien puedes llamarlos por teléfono o enviar un correo para recordarles. Este sencillo consejo te ahorrará muchos dolores de cabeza.

Apoyo y cautela

Organizar una fiesta, por muy pequeña que sea no es sencillo. Por ello no está demás pedir apoyo a alguna amiga o familiar cercano. Delega en esa persona las tareas que te resulten más agobiantes y ocúpate de lo que lleva más tiempo. No hay que olvidar que tienes un bebé de 12 meses que demanda atención y cuidados. Igualmente para el día de la celebración contrata a una mesera para atender a los invitados. Esa tarea también puedes pedírsela a un pariente de confianza.

Dar recuerdos de la fiesta a los invitados es una práctica que cada vez está más en desuso. Sin embargo, los que continúan la tradición han cambiado el muñequito de cerámica que queda en el olvido por objetos más prácticos. Es entonces que surgen los jabones, velas aromáticas, portarretratos o bolsitos que se puedan usar y no culminen en el basurero.

La ropita que lucirá el festejado es otro detalle con el que no se debes exagerar. Por favor, que no sea algo pomposo, muy elaborado e incómodo. La idea es que el bebé disfrute su día. Elige una ropa fresca y bonita, fácil de cambiar por si se ensucia (ten dos mudas). Los colores oscuros te ayudarán a disimular las manchas que pueda hacerse.

Inmortaliza la ocasión

Es casi seguro que cuando crezca tu hijo no recuerde ni un ápice de su primera fiesta de cumpleaños. Por ello es prioridad que captures el momento con fotos y vídeos. Ten a mano y con la batería bien cargada tu móvil inteligente para realizar las gráficas. También tu familia puede ayudarte. Dale a alguien esta responsabilidad.

No está demás, que por más reducido que sea el presupuesto, apartes una suma para contratar un fotógrafo profesional. Si te pones a pensar, las fotos serán el mejor recuerdo de ese día. Si lo haces, prepara un lugar de la fiesta como set fotográfico. Adórnalo hermosamente y procura que esté iluminado. En YouTube hay tutoriales sobre cómo adecuar un espacio para las fotos. Si requieres mas apoyo, estas ideas para organizar un cumpleaños infantil te van a servir de mucho.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...