¿Cómo lavar correctamente los biberones?

Al comprarlos y después de cada uso, se deben lavar y esterilizar los teteros. Hay tres formas de hacerlo, pero debes complementar con una correcta manipulación para evitar problemas.

Atención con la higiene de las mamilas

La salud de un recién nacido puede ser frágil, pues su sistema inmune aún no se desarrolla por completo. Mantener una correcta higiene de los implementos que se ponen en su boca es fundamental. Para evitarle enfermedades, hay que aprender a lavar los biberones correctamente.

Establecer una rutina diaria para la limpieza de las mamilas es esencial. Su cuidado y manipulación se deben extremar, principalmente durante los primeros meses de vida del bebé. Que el chico pesque una infección a causa de la mal aseo de estos utensilios es un peligro latente.

Se aconseja la esterilización del biberón antes de usarlo por primera vez y luego de cada toma. Expertos indican que tras los cuatro meses ya se puede ser más flexible con este proceso, aunque sin desestimarlo por completo ¿Un dato fundamental? De nada servirá desinfectar los teteros si luego se toman con las manos sucias o se guardan con otros objetos.

Acabar con los gérmenes de los biberones

Existen tres formas de eliminar los gérmenes y bacterias de los biberones. Una de ellas es mediante la utilización de equipos especializados que, con ayuda del vapor, los esteriliza. Se trata de una especie de lavavajillas creada para teteros que funciona eléctricamente. Primero se deben lavar con agua y jabón y luego introducirlos en el aparato. Al poco tiempo los biberones quedan listos para ser usados.

Los más tradicionales optan por hervir los biberones en la estufa. Para ello hay que disponer de una olla grande limpia y especialmente comprada para esa función. Se deberá llenar a la mitad con agua potable y dejar que hierva para luego meter los teteros. Conviene dejar sobre el fuego unos cinco minutos y sacar con unas pinzas. Antes debieron lavarse con agua y jabón.

La otra técnica consiste en esterilizar las mamilas con agua fría, pero siempre se sugiere hacerlo con agua caliente. Asimismo, en el mercado venden pastillas o líquidos para desinfectar biberones. Se disuelven en agua potabilizada, para después incorporar los teteros. Cada producto tiene un efecto de acción distinto, por lo que se deben seguir las instrucciones del empaque y, por su puesto, consultar con el especialista para garantizar su efectividad.

Cuidados básicos para las mamilas

Antes de usar cualquiera de los procesos de esterilización descritos, los biberones deben lavarse para eliminar residuos. Es necesario que el lavado se haga inmediatamente después su uso, para que no proliferen las bacterias. Recuerda que la leche, el jugo o las papillas se adhieren a las tetinas y al envase si pasan mucho rato sin limpiarse. Esto puede ser fatal.

En las tiendas ofrecen unos cepillos o escobillas alargadas que se emplean para fregar los teteros, facilitando su aseo. Igualmente, hay detergentes suaves indicados para tal fin. Usar los productos y herramientas específicas, hace que la vida de los biberones sea más larga. Eso sí, las tetinas debes sustituirse mensualmente.

Asegúrate de cepillar bien todos los rincones del biberón y de la tetina. También de usar abundante agua para el enjuagado.  Si quedan restos del químico, podrían generarse problemas estomacales. Si está dentro de tus posibilidades, adquiere utensilios que ayuden a mantener la mamila. Hay fundas, protectoresescurridores, soporte para el cepillo y más.

Datos adicionales

Es recomendable tener varios biberones para el pequeño, así como destinar un uso específico para cada uno de ellos. Por ejemplo, tener uno para el agua, otro para la leche y uno para las sopas. Tenerlos limpios y disponibles será más fácil.

Los chupetes y juguetes también deben higienizarse con el mismo cuidado que las mamilas. Cada pieza debe secarse separadamente con un paño que no suelte lana y esté pulcro. Igualmente, hay que guardarlas en un lugar limpio. El microondas podría servirte como esterilizador de emergencia. De hecho, hay esterilizadores creados para usar en ese artefacto.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...