Cómo evitar que la relación de pareja se resienta con la llegada de un bebé

Mantener una relación viva durante el nacimiento y crecimiento de un bebé puede ser difícil, aprende como hacerlo

Aprende como mantener la relación de pareja viva con la llegada de un bebe

Una de las decisiones más importantes en la vida es decidir casarse, unirse con otra persona que amas, quieres, entiendes, que deseas tener tus hijos con esa persona y llegar hasta ancianos juntos, amándose como desde un principio. Sin embargo; ese amor se nubla cuando llega el primer bebe a la familia.

A pesar de que la decisión de tener un bebé se toma juntos como pareja y es una razón para celebrar, esta nueva responsabilidad trae (en la mayoría de las relaciones de parejas) algunas grietas en el matrimonio, debido a que el niño empieza a tener toda la atención tanto de la madre como del padre, olvidándose de seguir cultivando ese primer amor que ellos sintieron.

Cambiar pañales, despertarse varias veces en la noche y no descansar bien, son algunos de los causantes que la relación de pareja empiece a tener problemas y empiece a notarse cierta inestabilidad. Pero no todo es malo, ya que el tener un bebé también permite que la relación de pareja tenga un motivo para mejorar.

Sabemos que cuando las parejas conviven sin hijos se crean una serie de normas donde cada uno (esposa y esposo) se reparten las tareas del hogar por ejemplo; quién limpia la casa, cada cuánto tiempo se limpia, quién lava los utensilios, entre otros. Pero al momento que llega un recién nacido al hogar estas reglas empiezan a cambiar de forma radical.

Siendo esto una de las cosas por la que poco a poco empiezan a ver fricciones en la relación de parejas, reclamos como “ya tu no ayudas a lavar los utensilios” o “tu mamá tenía razón al decir eso” son quejas que empiezan a escucharse, esto debido a que las tareas que se realizaban antes ya no se cumplen por que la persona que lo hacia está al cuidado del niño.

Ahora bien; como sabemos lo importante que es mantener un relación de parejas estable, armoniosa, cariñosa y donde abunde el amor te presentamos algunos consejos para evitar que tu relación de parejas decaiga con la llegada del bebé. Toma nota de estos consejos para que lo apliques a tu relación de pareja y puedan afianzar la relación.

Consejos para mantener una buena relación de parejas tras la llegada del bebé

Cada pareja es un mundo ¿cierto? Y cada una de las personas que conforman esa pareja (mamá y papá) tienen una crianza diferente, con ideales diferentes y al momento de colocarles las normas a sus hijos empiezan las fricciones. Pero calma, aquí te diremos qué hacer para que no afecte de gran manera la llegada del bebé a la relación de pareja.

1 – Las normas se colocan en pareja

Se debe tener en claro que cada persona tiene reglas diferentes porque fue criado de forma diferente a su pareja, ahora bien; al momento de colocar normas para el bebé se debe tener en claro que son equipo y lo que buscan es la tranquilidad y seguridad para el niño.

La recomendación es que al momento de colocar las normas se sienten juntos, agarren papel, lápiz empiecen a escribir las normas y llegar a un acuerdo como pareja, cuáles reglas beneficiarán a ustedes como papás y al niño. Al momento de hacer esto, piensen en el bienestar de su hijo y en que deben trabajar juntos para garantizar la comodidad del niño.

2 – Dedicar tiempo a la relación

Estamos conscientes que el tener a un bebé no es tarea fácil, sin embargo; existen momentos en donde el niño está durmiendo, aprovecha esos pequeños momentos y diviértete un momento con tu pareja jugando con ella en la casa o incluso puedes dejar a tu bebé con los abuelos y salir a cenar solos.

Esto hará que la relación de pareja se mantenga, que esa llama de amor se mantenga viva y se intensifique, solo deben colocar ánimo y mucho entusiasmo y de esa forma mantendrás vivo el amor, cariño y comprensión de la relación.

3 – Ser padres originales

Una de las principales causas por la que empiezan la fricciones entre las parejas es la precisión social que existe sobre los padres, esas opiniones que hacen que las parejas empiecen a dudar de su trabajo como padres.

No coloque esas opiniones por encima de tu relación, escuchas las opiniones háblala con tu pareja y si les parece bien a los dos colóquenla en práctica, no tomen decisiones sólo porque “un amigo dijo que era bueno hacer esto” o “mi tía dijo que no era bueno hacer aquello”  ya queda de ustedes si actuar por opiniones o tomar las opiniones, conversarlas y decidir como pareja.

4 – Distribución de las actividades

Es bueno retomar aquella distribución de actividades que se perdió cuando el bebé llego a la familia. Es momento que te tomes un tiempo con tu pareja se sienten y definan nuevamente los roles y actividades que cada padre tendrá en el hogar, como por ejemplo; ayudar a cambiar al bebe, limpiar al niño, limpiar la cuna, hacer la cena e incluso quién se despierta cuando el niño empieza a llorar en las noches.

Si colocas en práctica cada uno de estos consejos, la relación con tu pareja aumentará y se mantendrá como un relación sana que aún mantiene viva la llama del amor.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...