Aprende cómo educar a tus hijos sin gritar ni alzar la voz

Si deseas educar a tu hijo sin rencores, debes evitar gritarles

No tienes que gritarle a tus hijos, aprende como hacerlo

Siempre hemos escuchado que educar es difícil. Y, aparte, es muy agotador, pero al hacerlo vamos a encontrar una gran recompensa. Es relevante que tratemos a nuestros hijos con respeto, incluso en esos momentos en los que se ponen más rebeldes.

Lo mejor es que te encargues de educar a tus hijos de la mejor forma posible, la cosa es que no siempre educamos como nos gustaría. En ocasiones es por cansancio, otras por falta de tiempo, por las circunstancias en las que nos encontramos o el propio carácter de nuestro pequeño.

Pero lo que debemos tener siempre presente es que gritar no es un recurso educativo, el cual no nos va a favorecer, ni te ayudará a educar a tus hijos.

¿Por qué gritas al momento de educar a tus hijos?

Esto pasa porque es fácil de hacerlo, es rápido, no necesita de un desgaste intelectual para su uso. Además, encuentra su objetivo a corto plazo, que es conseguir la atención del hijo.

Aparte induce un carácter de autoridad al que lo utiliza. Le da mayor importancia a lo que ha causado el grito. Incluso, es por la cuestión de que nos planteamos lo “bueno” de gritarles y no nos damos cuenta de los perjuicios que pueden ocasionar en realidad.

El decidido uso del grito puede conllevar al deterioro de la autoestima de tu hijo. Sabemos que el educar a tus hijos no es algo sencillo, pero no debes gritar. No se va a sentir valorado o querido por sus padres o, por el contrario, puede convertirse en un rebelde, desafiando la autoridad constantemente.

¿Qué hago para no usar gritos ni amenazas?

Como padres, debemos aprender a controlar la ira y poner el freno cuando sentimos que estamos perdiendo la cordura y gritamos. Mantén la calma cuando se trata de dar una orden, pues tu pequeño escucha bien, por ello no debes elevar mucho la voz y mucho menos gritar, para educar a tus hijos debes solo hablar.

Lo mejor es que le des respeto. Es probable que el pequeño acate cuando le gritas o cuando le levantas voz. Pero la verdad es que esto desparece cuando llega la etapa de la adolescencia debido a que desaparece el miedo y, entonces, se pierde el respeto.

Por eso, se necesita que tu niño sepa que eres una autoridad y debe obedecer cuando le ordenes algo de manera tranquila.

Usa la comunicación asertiva

Debes dialogar de forma positiva. En vez de decirle: «no vas a hacer esto porque te lo digo y ya», debes hablar positivo: «eres un buen chico y sé que no te gusta realmente lo que estás haciendo». Debes cambiar el contexto de tus palabras.

Puedes dar una explicación válida. Muchos padres cometen el error de decirles a sus pequeños: aquí mando yo. Al momento de educar a tus hijos, esto no es un argumento, por lo cual es relevante dar un buen motivo claro y preciso para que tu niño comprenda y repare lo que está haciendo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...