Ideas fantásticas de disfraces caseros

Que los carnavales no pasen desapercibidos. Toma en cuenta estos consejos, y haz los mejores atuendos para tu pequeño. Muchos de los implementos los podrás encontrar en su armario.

Disfraza a tu hijo de manera sencilla

Los suéteres, calcetines, botas de lluvia e incluso los retazos de tela, pueden ser la materia prima para elaborar increíbles disfraces caseros. Si el presupuesto no te rinde o las fechas de carnaval te tomaron por sorpresa, no te preocupes. Con elementos del armario y un poco de maquillaje, tu peque puede lucir como un bello pirata, un personaje de dibujos animados o una princesa. Mira estas ideas.

Curioso espantapájaros

Ubica una camisa a cuadros, un par de botas y una pechera que podrás adornar con unos trozos de fieltro. Si no cuentas con una, puedes usar un pantalón y  agregar unos tirantes. Para simular los manojos de paja, podrás valerte de tela, preferiblemente fieltro, de color marrón. Córtalo en tirillas, luego cose a las mangas de la camisa y ruedos de los pantalones. El sombrero de paja será el toque final.

Valiente buzo

Lleva a tu pequeño a sumergirse en las profundidades de su imaginación. Un par de botellas de un litro, teñidas de negro, y fijadas con adhesivo amarillo, serán su tanque de oxígeno. Agrega en la boquilla de cada una un cordón. Podrás armar el snorkel con un tubo que se asemeje a un acordeón. Píntalo como lo hiciste con las botellas, y en un extremo coloca un chupete. Solo faltan un par de lentes protectores y estará listo.

Dulce Campanilla

Permite que tu niña se vea como Campanilla con este práctico disfraz casero. Primero, hazte con unos leggins verdes y una camiseta de un tono parecido. Recórtala en el extremo bajo, hasta formar unas puntas. El cinturón quedará perfecto con cinta de raso, pero recuerda hacerle un lazo en la espalda. Cálzala con unas zapatillas de bailarina. Diseña sus alas con papel de seda y cartulina. Quedarán bien sujetas con una cinta elástica. El toque de cuento de hadas lo pondrá la brillantina. También podrás hacerle una bolsa de fieltro y rellenarla con confeti y brillantina. ¡Será el polvo de hada!

Mini chefs

Esta alternativa se cuenta entre las más fáciles. Además, irá igual de bien para niñas o niños. Echa mano de una camiseta blanca, y con ayuda de un marcador dibuja botones, bolsillos, así como diferentes enseres relacionados con el arte culinario. Amarra al cuello de tu hijo un pañuelo rojo y equípalo con piezas de tu cocina. ¡Lucirá fantástico!

Audaz pirata

Conseguirás los accesorios indispensables en su clóset. Entre ellos, una camisa blanca, pantalón, algún chaleco, sus botas para la lluvia y una pañoleta que cubra su cabeza. En cuanto al parche, podrás hacerlo con fieltro negro y fijarlo con una tira elástica del mismo color. El maquillaje lo hará más divertido: cicatrices de sus aventuras, bigotes o barba. Podrás hacer la espada de cartón o con un globo. Un peluche de pájaro dispuesto en su hombro será el complemento perfecto.

Tierno mapache

A los peques les encantan los animales. Por eso, una buena opción es hacerte con un calcetín gris, máscara negra, cinta negra, adhesivo negro y cartulina gris, para crear un tierno mapache. Recorta la máscara hasta dejar solo el antifaz, luego haz dos triángulos de cartulina y pégalos a la parte superior del antifaz. A los extremos, amarra la cinta oscura para que puedas fijar a su cabeza. Pega tiras del adhesivo negro de forma horizontal al calcetín y rellena a tu gusto. Podrás coserlo a la parte trasera de su suéter gris. Con un pantalón negro, estará listo. ¡Tu hijo se la pasará a lo grande!

Guantes de Buzz

¿A tu hijo le encanta Toy Story? Pues amará que hagas para él los guantes de Buzz. Resultan sencillísimos de elaborar. Hazte con un par de guantes blancos y trozos de fieltro de varios colores. La yema de los dedos van teñidos de morado, al igual que la franja donde nacen los dedos. Recorta triángulos en amarillo, verde y rojo para que simulen los botones. También corta un trozo verde de fieltro y cóselo al dorso del guante y a la parte alta. Podrás guiarte sin problemas por una imagen.

Un mimo parisino

Necesitarás un suéter blanco y negro a rayas. El resto del vestuario consiste en pantalones, boina, botas y tirantes negros. Completa con un globo hecho en cartón. El punto clave lo pone el maquillaje. Píntale a tu pequeño el rostro de blanco, añade pequeños triángulos negros sobre el párpado superior y debajo del inferior. ¡Le encantará el resultado!

Existen muchas más ideas: payaso, muñeca, porrista, bailarina, esqueleto, duende y para tú de contar. La idea es que te tomes un tiempo para crear. Pregúntale cómo quisiera verse y busquen juntos las cosas que pudieran servir. Eso lo emocionará. No pierdas tiempo. Aquí tienes más ideas para disfrazar a tu bebé de Carnaval. 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...