Yoga Prenatal

A la futura mamá el yoga prenatal la ayuda físicamente a mantenerse en forma a la vez que la ayuda a preparar al cuerpo para el momento del parto y para los trabajos de respiración. Psicológicamente, la ayuda a mantener la mente más relajada y hace que se sienta más segura y tranquila.

El embarazo comporta en la mujer una serie de cambios físicos y psicológicos. La mujer embarazada debe ser consciente de que debe cuidarse, descansar y dormir. Además debe tener en cuenta que su cuerpo va a ir preparándose poco a poco para el gran acontecimiento final, el parto.

En este sentido, y una vez consultado al especialista para asegurarnos que no comporta ningún peligro en el embarazo, se puede realizar ejercicio físico. El yoga prenatal es uno de ellos  y  ayuda a la embarazada a cuidarse y a prepararse para el parto, física y psicológicamente. Es una manera saludable de mantenerse en forma. El yoga prenatal debe practicarse siempre bajo la vigilancia de un experto y evitando posiciones que puedan ser peligrosas para el bebé.

Ayuda a mantenerse en forma y a preparar al cuerpo para la llegada del bebé.

El yoga prenatal ayuda a la embarazada a reforzar zonas del cuerpo que poco a poco van a ir cambiando. La espalda es una de esas zonas que va a sufrir bastante y el yoga  va a ayudar a fortalecerla y compensar el peso que va a ir aumentando durante la gestación. Por otro lado, gracias al yoga mejorarán las digestiones, ya bastante difíciles durante el embarazo, también se conseguirá ser más ágil y tener más elasticidad; ayudará a evitar calambres y a preparar la zona pélvica para el momento del parto. También ayuda a mejorar la circulación y el dolor de piernas. En resumen, físicamente el yoga ayuda a mantenerse en forma a la vez que ayuda a preparar al cuerpo para la llegada del bebé.

Psicológicamente, el yoga ayuda a mantener la mente más relajada. A través de ejercicios de relajación y meditación ayuda a la embarazada a controlar la ansiedad y el mal humor que suele acompañar algunos momentos del embarazo. Los ejercicios de yoga hacen que la futura mamá se sienta más segura y tranquila y la preparan para el momento del parto y posterior maternidad. Además con estos ejercicios aprenderá a controlar la respiración, una habilidad que deberá poner en práctica en el momento del parto.

Otra ventaja de realizar yoga prenatal es que en estas clases se suele conocer a otras futuras mamás y papás que están viviendo ese mismo momento, compartirlo con ellos suele ayudar bastante y hace pasar unos ratos inolvidables. También hay que recordar que con este tipo de ejercicios de yoga ayudamos a nuestra pareja a vivir más de cerca el embarazo. Si le involucramos en ellos, podemos conseguir que él también establezca un vínculo entre mamá y bebé y pueda disfrutar de las ventajas de esta doctrina india.

Foto por lululemon athletica en  Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...