Vitamina D durante el embarazo para mejorar el desarrollo óseo del futuro bebé

Una investigación determina que tener un nivel óptimo de vitamina D durante el embarazo, contribuye a mejorar el desarrollo óseo del futuro bebé. Su carencia se asocia a todo tipo de problemas, tanto para la madre como para el futuro bebé.

Salud osea del feto

Según un estudio realizado por expertos del Hospital Universitario Doctor Peset de Valencia, tomar vitamina D durante el embarazo contribuiría a mejorar el desarrollo óseo del futuro bebé. La investigación realizada se suma a otras tantas que delatan el carácter beneficioso de esta vitamina durante la gestación, podemos citar como ejemplo que esta vitamina puede mejorar el desarrollo del sistema inmunológico o que favorece el desarrollo cerebral del feto.

En el estudio realizado participaron 98 mujeres embarazadas que fueron divididas en dos grupos, al primero se le proporcionó un suplemento de vitamina D a partir de la 20 semana del embarazo, el segundo grupo recibió un placebo. Según el seguimiento realizado, los expertos constataron que a las 28 semanas del embarazo el primer grupo había incrementado el nivel de vitamina D en la sangre en 4 nanogramos por mililitro, en comparación con el grupo de futuras madres que no tomó el suplemento.

Gracias a este incremento, este grupo de embarazadas se acercó significativamente al nivel óptimo de vitamina D que se debe tener durante el embarazo y que se calcula en 30 nanogramos por mililitro de sangre. Como decíamos, son muchos los estudios que muestran el gran valor de esta vitamina en el desarrollo fetal y en su vida fuera del útero materno, la vitamina D o vitamina antirraquítica contribuye a la formación y mineralización de los huesos, pero también está implicada en la regulación del fósforo y promueve la actividad antitumoral, es una vitamina valiosa que actúa desde el principio del embarazo tanto en la salud de la madre como en la formación fetal.

Volviendo a la relación nivel de vitamina D y desarrollo óseo fetal, los investigadores pudieron constatar a través de ecografías 3D, que el índice óseo femoral de los futuros bebés de las madres que recibieron el suplemento era superior al índice reflejado en los fetos de las madres que no recibieron el aporte extra de vitamina D. Los expertos explican que el metabolismo óseo experimenta cambios durante la gestación, estos cambios están sujetos a garantizar la transmisión del calcio de madre a feto. Como sabemos, la vitamina D juega un papel muy importante en el control y regulación del calcio que los huesos necesitan, si la madre tiene un nivel adecuado de esta vitamina, se incrementa la absorción de calcio a través del intestino, a su vez se transporta a través del torrente sanguíneo al feto.

El suplemento de vitamina D es necesario, los expertos explican que independientemente de la región en la que vivan las madres (soleada o no), la mayoría de embarazadas no tienen los niveles adecuados de vitamina D en sangre, lo que además incrementa el riesgo de sufrir diabetes gestacional o preeclampsia entre otros problemas. A esto hay que sumar otro riesgo observado en estudios recientes, parece ser que un nivel reducido de vitamina D aumenta el riesgo de que el parto sea por cesárea.

En el artículo de La Vanguardia nos explican que la insuficiencia de vitamina D en la futura mamá puede afectar al bebé sufriendo un retraso de su crecimiento y formación, también pueden sufrir otras complicaciones como las infecciones respiratorias. En definitiva, la vitamina D es una de tantas vitaminas valiosas y necesarias, que se deben tener en cuenta durante el periodo de gestación, con ello lograremos reducir riesgos y facilitaremos un desarrollo correcto del futuro bebé.

Foto | Big D2112′s

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...