Vitamina B12

La Cobalamina

Las vitaminas son unos nutrientes muy importantes en la dieta, ya que realizan una gran cantidad de funciones beneficiosas en el organismo, por lo tanto, todos debemos consumirlas a través de los alimentos y en especial las mujeres embarazadas, ancianos y los niños. Hoy empezaremos por conocer un poco más las funciones, la ingesta recomendada y la importancia de la vitamina B12.

La vitamina B12 o Cobalamina se encuentra sobre todo en alimentos como carne, pescado, lácteos y huevos, y en menor proporción por ejemplo en un tipo de alga, la spirulina o en la levadura de cerveza. Las personas vegetarianas suelen recurrir a estos últimos y a los suplementos de vitamina B12, pues al no consumir las proteínas animales mencionadas, son muy propensas a tener una carencia de esta vitamina.

Aún así, son relativamante pocos los vegetarianos que padecen una carencia de vitamina B12. Esto es debido a que en el colon tenemos unas bacterias que producen vitamina B12, pese a ello no podemos aprovecharla, ya que los nuestros receptores para captarla están en la parte del intestino llamado ileon terminal. Por lo que en el caso de los vegetarianos, se cree que su flora bacteriana ha realizado una mayor colonización permitiéndoles aprovecharla.

La vitamina B12 es importante porque realiza una gran cantidad de funciones como son la maduración y desarrollo de los glóbulos rojos, previene y puede curar la anemia perniciosa, un tipo de carencia de vitamina B12 en la que el tamaño de las células precursoras son mayores de lo normal, aunque también se puede desarrollar como consecuencia secundaria de algunas enfermedades, como puede ser la diabetes infantil tipo 1, o enfermedades gastrointestinales como la celíaquía. Además la vitamina B12 interviene en la formación del ADN, en el transporte de la familia de los folatos, como es el ácido fólico y en el aprovechamiento de las grasas, carbohidratos y proteínas.

Cuando una persona tiene carencia de este nutriente, padece síntomas como confusión, parestesia en manos y pies (notan una especie de hormigueo) o ataxia, un síntoma que causa una descoordinación en la persona. Al ingerir, ya sea por alimentos o por suplementos, la vitamina B12, el paciente mejorará sus reflejos, memoria, fatiga y sensibilidad. Cabe recordad que ya comentamos en La vitamina B12 antes del embarazo, que no se debe reducir su dosis para evitar que el bebé pueda sufrir algún tipo de defecto congénito.

Las ingestas que se recomiendan de la vitamina B12 es de 0’3 microgramos al día en los lactantes, en los niños de 0’9 a 2 microgramos al día, en el período de gestación de 2’2 microgramos y durante la lactancia de 2’6.

Por todos los motivos que hemos mencionado, tanto los niños como los padres necesitamos aportar a nuestro organismo la vitamina B12, aunque todas son importantes y de cada una os iré hablando. Las mujeres embarazadas deben aportar en su dieta sobre todo las vitaminas para garantizar bebés sin anomalías congénitas. El mantener una dieta sana y equilibrada es imprescindible para aportar los nutrientes necesarios para el organismo y reducir la posible aparición de enfermedades.

Foto | Albertphotograf

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...