Viajar embarazada (II); Medios de transporte

Viajar embarazada (II); Medios de transporte

Antes de elegir el medio de transporte una mujer embarazada debe plantearse primero la distancia a la que está el destino, el tiempo necesario para llegar, ya que si son más de 300 km es mejor decantarse por el avión o por el tren, ya que dispondrá de más espacio y movilidad.

Viajar embarazada en avión;

  • Hasta el séptimo mes se puede viajar sin problemas, de ahí en adelante es necesaria una autorización médica que acredite las buenas condiciones físicas de la mamá para hacer el viaje.
  • Si se tiene problemas de circulación es recomendable ponerse unas medias elásticas especiales de las que se venden en las farmacias para hacer el viaje más cómodo y evitar que se hinchen las piernas.
  • A ser posible reservar uno de los asientos delanteros que son más espaciosos y suelen ofrecerse a las mujeres embarazadas o con bebés para disponer de mayor movilidad.
  • El cinturón hay que abrochárselo por debajo del abdomen de forma que esté cómoda y evite lesiones en la barriga.
  • Levantarse cada dos horas y caminar unos cinco minutos por el pasillo.
  • Beber un litro de agua cada dos o tres horas para estar hidratada.

Viajar embarazada en barco;

  • Hasta el último trimestre es posible viajar en barco, después es necesario un certificado médico, aunque los barcos suelen disponer de médico a bordo.
  • Si se va a viajar en barco de noche es mejor reservar un camarote para que la futura mamá pueda descansar.
  • El barco es el medio de transporte que ofrece una mayor posibilidad para moverse.
  • Consultar con el médico si es necesario llevar algún medicamento para el mareo.

Viajar embarazada en tren;

  • Permite mayor movilidad y comodidad por sus largos pasillos, las reglas para viajar son más sencillas.
  • Reservar el asiento en zona de no fumadores.
  • Levantarse cada cierto tiempo a caminar para ayudar a la circulación.
  • No cargar con peso buscar quien nos ayude con las maletas.

Viajar embarazada en coche;

  • Es el método más cómodo ya que permite organizar el viaje como queramos sobre todo si viajamos con niños y hacer los cambios durante el trayecto que creamos necesarios.
  • Durante el último trimestre es mejor que conduzca otra persona.
  • Es aconsejable parar cada dos horas tanto para el conductor como para la persona embarazada para que estire las piernas.
  • Aunque las mujeres embarazadas no están obligadas a utilizar el cinturón de seguridad la experiencia ha demostrado que es mejor llevarlo puesto por debajo del abdomen en caso de accidente.

Foto | jefield

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...