Varices en el embarazo

Prevenir las varices

Las varices son dilataciones venosas que aparecen habitualmente en los miembros inferiores y son fruto de la imposibilidad de retornar la sangre de nuevo al corazón, recordemos que durante el embarazo la circulación sanguínea resulta más complicada, aumenta la cantidad de sangre y la presión. El aumento de tamaño del útero provoca una presión sobre los mecanismos del drenaje venoso (válvulas venosas que permiten el flujo unidireccional de la sangre de vuelta hacia el corazón), el resultado son distrofias cutáneas, las paredes de las venas se relajan siendo más propensas a dilatarse y deformarse, en ellas se acumula sangre haciendo que se hinchen y originando las varices en el embarazo, especialmente durante los últimos tres meses de gestación.

En la mayoría de ocasiones, las varices en el embarazo no son tan severas como las que se producen fruto de la obesidad o el sedentarismo, con lo que no es necesario recurrir a los distintos tratamientos quirúrgicos para eliminarlas, de todos modos, una vez haya finalizado el embarazo, será el especialista quien determine la necesidad de tratamiento.

Se puede prevenir o reducir el riesgo de la aparición de varices en el embarazo siguiendo algunos de los consejos que facilitan los especialistas, una de las principales recomendaciones es evitar el exceso de peso. Recuerda que el aumento de peso en el embarazo debe establecerse entre 9 y 15 kilos de peso, superar la máxima indicada, agravaría el riesgo de aparición de varices. Es también recomendable no permanecer demasiado tiempo de pie o sentada de forma inmóvil y cambiar de postura, habituarse a caminar regularmente contribuirá a mejorar la circulación. Estando sentada es beneficioso levantar y bajar de vez en cuando los talones, hay que evitar cruzar las piernas mucho tiempo, ya que se añade presión a las extremidades inferiores facilitando que la sangre quede atrapada en las venas.

No hay que utilizar ropa ajustada a la cintura, muslos o piernas ya que esto afecta a la circulación sanguínea, recuerda utilizar medias elásticas especiales para prevenir varices. Siempre que tengas ocasión, intenta dormir con las piernas ligeramente levantadas por encima del nivel de tu corazón, es algo que favorece la circulación reduciendo la acumulación de sangre en las venas.

No utilices zapatos de tacón alto, ya que propician el aumento de presión, igualmente no debes realizar esfuerzos y levantar peso excesivo. Evita la exposición directa al sol y más en la época veraniega en la que nos encontramos, pues favorece la dilatación de las venas y si se tiene predisposición a la aparición de varices, aparecerán rápidamente. Es interesante realizar ejercicios que contribuyen a reducir los riesgos de aparición de varices en el embarazo.

Todos estos consejos te ayudarán a evitar la aparición de varices, pero de todos modos y como hemos dicho anteriormente, lo mejor es acudir al especialista para que te proporcione consejos más personalizados.

Foto | David Design

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...