Vacunas durante el embarazo

Vacunacion

Las vacunas durante el embarazo no son medidas preventivas habituales, ya que pueden perjudicar al bebé que se está gestando. Como sabemos, una vacuna contiene microorganismos que provocan determinadas enfermedades pero con una actividad prácticamente nula. Se inoculan en el organismo virus o bacterias con el propósito de forzar una respuesta inmunológica, generando las oportunas defensas que servirán para hacer frente a los patógenos en el caso de que accedan al organismo en un futuro.

Incluso siendo patógenos semi inutilizados, los microorganismos presentes en las vacunas podrían terminar afectando al bebé atravesando la placenta y provocar en él daños irreversibles. Son varias las vacunas que no se pueden administrar durante el embarazo, una de ellas es la vacuna de la rubeola, enfermedad que contraída durante la gestación puede provocar diferentes malformaciones en el bebé, por ello, estar vacunada antes de la concepción es una medida eficaz que garantizará la integridad del bebé.

En principio sólo se pueden aplicar de forma segura algunas vacunas durante el embarazo y siempre que la situación lo requiera, por ejemplo la vacuna del tétanos. Una herida que pueda provocar la infección del tétanos, como puede ser un corte con un metal, obliga a administrar esta vacuna que según los especialistas, es totalmente inocua para el bebé.

Ante una herida como la que hemos mencionado, se indaga en el historial de la futura mamá para verificar si esta vacuna ya fue administrada hace algún tiempo, la razón es que dicha vacuna tiene una duración de unos 10 años y dependiendo de cuándo fue administrada, no sería necesario volverla a inocular. Hay que decir que algunos especialistas prefieren prevenir y la vacuna se administra de todos modos a fin de garantizar que no pueda producirse la infección.

Otra vacuna que parece poderse utilizar es la de la hepatitis B, los expertos manifestaron hace tiempo que podría no ser peligrosa para el bebé y dado que esta enfermedad podría convertirse en crónica, la opción más acertada sería administrarla para garantizar la salud. La investigación sobre las vacunas en el embarazo continúa, y más sabiendo que algunas enfermedades sólo pueden prevenirse con la vacunación.

Finalmente deberemos mencionar otra vacuna que también se recomienda, la vacuna antigripal se aconseja ante la posibilidad de contraer gripe durante el segundo y tercer trimestre del embarazo. La razón es que esta infección invernal puede evolucionar y convertirse en otras infecciones peores como puede ser la neumonía. Como siempre decimos, la persona más adecuada para aconsejarte sobre las vacunas y cualquier otra cuestión relacionada con el embarazo, es tu ginecólogo.

Más información | Babysitio
Foto: Melanie Vollmert

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...