Vacunas durante el embarazo y la lactancia materna

El CAV (Comité Asesor de Vacunas) proporciona información basada en datos clínicos y científicos sobre las vacunas durante el embarazo y la lactancia materna. Recomienda que vacunas se deben administrar y los beneficios que ofrecen tanto a la madre, como al feto y al recién nacido.

Vacunación en la gestación

Las vacunas durante el embarazo y la lactancia materna siguen siendo un tema de preocupación para algunas mujeres y sus familias, pero también para algunos profesionales sanitarios. De ahí que, en ocasiones, se eviten de forma innecesaria algunas vacunas, lo que reduce la protección de las mujeres, los fetos y los recién nacidos ante enfermedades que pueden ser graves y tener consecuencias fatales.

Para saber más sobre las vacunas en el embarazo y la lactancia, nada mejor que acceder a páginas oficiales que ofrecen información respaldada científicamente, es el caso de la página del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría. Según el CAV, la vacunación en estas etapas tiene los siguientes objetivos: Proteger a las mujeres embarazadas, ya que los cambios que sufre el organismo durante la gestación hacen que sean más susceptibles a enfermedades como la gripe, que pueden afectar de un modo más grave que a una mujer que no está embarazada.

Con la vacunación se busca proteger al feto de enfermedades prevenibles que pueden afectar a su desarrollo, un ejemplo es la rubeola. Incrementar la protección de los recién nacidos gracias a que se produce un traspaso de anticuerpos de la madre al bebé, protegiéndolo durante los primeros meses de enfermedades que resultarían graves para ellos, como la mencionada gripe. En este sentido, merece la pena retomar la lectura de este post en el que hablábamos sobre la duración de la inmunidad contra la gripe en los recién nacidos.

El Comité Asesor de Vacunas recomienda que en el embarazo se administre una vacuna en cada brazo, la vacuna de la tos ferina a partir de la 27 semana del embarazo y, como máximo, antes de la semana 32 de la gestación, de este modo se da tiempo a la fabricación de anticuerpos por el organismo de la madre, que serán transferidos al feto. El CAV recuerda que esta vacunación se ha de repetir con cada embarazo.

Sobre la vacuna de la gripe inactivada, el comité recomienda administrarla en cualquier momento del embarazo, siempre que coincida con el inicio de la temporada de esta enfermedad, preferentemente entre los meses de octubre y noviembre. Dado que estamos en plena campaña de la vacuna contra la gripe, se recomienda que las mujeres embarazadas aprovechen la visita para recibir también la vacuna de la tos ferina, ya que ambas se pueden poner a la vez, de ahí que se mencione que se aplique una vacuna en cada brazo.

Las vacunas indicadas se pueden administrar a las mujeres que amamantan a sus bebés, salvo en los casos de la vacunación de la fiebre amarilla en la madre y en el de la vacuna contra la varicela o herpes zóster. Para ampliar la información y conocer con detalle la vacunación antes, durante y después del embarazo, los beneficios y posibles contraindicaciones existentes, os recomendamos acceder a este artículo de la página oficial del Comité Asesor de Vacunas de la AEP.

Foto | Mohd Fazlin Mohd Effendy Ooi

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...