Una gripe severa en el embarazo aumenta las probabilidades de tener un bebé prematuro

Un estudio demuestra que sufrir una gripe severa en el embarazo puede aumentar hasta en cuatro veces las probabilidades de tener un bebé prematuro y con bajo peso al nacer. Los resultados no hacen más que reafirmar lo importante que es que las mujeres embarazadas se vacunen contra la gripe.

Enfermedades en el embarazo

Según los resultados de un estudio realizado por expertos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, una gripe severa en el embarazo aumenta las probabilidades de tener un bebé prematuro y con bajo peso al nacer. Los expertos analizaron los datos de 490 mujeres embarazadas procedentes de diferentes Estados del país, que contrajeron gripe en 2009, los datos de 1.451 mujeres que dieron a luz ese año sin haber sufrido la gripe o haber tenido síntomas de la enfermedad, y los de 1.446 que dieron a luz en 2008 y que tampoco tuveron gripe.

Según los datos, las mujeres que pasaron la gripe severa tenían casi cuatro veces más probabilidades de tener un bebé prematuro y cuatro veces más posibilidades de que el bebé naciera con bajo peso.

Otra conclusión del estudio es que la probabilidad de tener un bebé que obtuviera una puntuación baja en el Test de Apgar era de ocho veces mayor, recordemos que se trata de una prueba que se realiza al nacer el bebé y que, mediante la evaluación de cinco parámetros y criterios valorativos, se determina el estado general del bebé. La investigación no hace más que respaldar los resultados de estudios anteriores en los que se constataba que existía un mayor riesgo para la salud de los bebés recién nacidos si las madres habían sufrido enfermedades graves durante el embarazo, como es la gripe severa.

Los expertos comentan que es interesante que estos datos se conozcan, ya que proporcionan una perspectiva de cómo puede afectar la enfermedad a los bebés. Aprovechando estos resultados, se recuerda a las mujeres embarazadas que deben vacunarse contra la gripe, ya que es el único modo preventivo de evitar la enfermedad o, al menos, reducir su gravedad, con ello se evitará que los bebés nazcan antes de tiempo, con bajo peso y que puedan sufrir algunos problemas de salud.

Los investigadores aprovechan para recordar que existen medidas preventivas que reducen el contagio de la enfermedad, evitar el contacto cercano con personas que tienen gripe, desinfectar las zonas de exposición donde han tocado estas personas, por ejemplo, los pomos de las puertas, lavarse bien y a menudo las manos… El estudio ha tenido limitaciones, una reducida participación de mujeres, falta de datos sobre características personales, situación del organismo de cada mujer, si sufre diabetes, obesidad, etc., todas estas variables pueden influir en el mayor o menor riesgo de contraer gripe y la severidad de la enfermedad.

Pero aún así, los resultados son reveladores y reafirman lo importante que es vacunarse, además, la vacuna transfiere inmunidad contra la gripe a los recién nacidos, una inmunidad que se mantiene activa durante las ocho primeras semanas de vida. Recordemos que los bebés que sufren este problema de salud tienen un alto riesgo de hospitalización y pueden llegar a morir. Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica Birth Defects Research.

Foto | Serge Saint

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...