Un bebé varón incrementa el riesgo de sufrir diabetes gestacional

Según un estudio canadiense, un embarazo con un bebé varón incrementa el riesgo de sufrir diabetes gestacional y diabetes mellitus tipo 2 después del embarazo. Los expertos explican que el embarazo provoca cambios metabólicos y afloran enfermedades metabólicas ocultas que provocan la enfermedad.

Diabetes mellitus tipo 2

Según un estudio desarrollado por un grupo de investigadores de diferentes instituciones, hospitales y universidades de Canadá, un bebé varón incrementa el riesgo de sufrir diabetes gestacional y diabetes mellitus tipo 2 después del embarazo. El estudio tenía como objetivo determinar si el sexo del futuro bebé influía en el riesgo de sufrir diabetes tras el parto y en un embarazo posterior, los investigadores revisaron la base de datos de 642.987 mujeres que tuvieron su primer hijo en el periodo comprendido entre el año 2000 y el 2019 en Ontario (Canadá).

Las mujeres se dividieron en dos grupos, las que esperaban un niño (329.707) y las que esperaban una niña (323.280). Antes de nada hay que decir que a pesar de que se logró determinar una relación entre el sexo del bebé y el riesgo de sufrir diabetes, la investigación no se había diseñado para demostrar que existiera causalidad, es decir, probar la causalidad entre las dos variables y determinar si existe correlación.

Según los investigadores, los resultados sugieren que el embarazo con un feto masculino provoca muchos más cambios metabólicos que el embarazo con un feto femenino. Se considera que la diabetes gestacional tiene su origen en una combinación de distintas anomalías metabólicas que se encuentran ocultas en la madre, además de los cambios metabólicos que se producen durante el embarazo.

Sin embargo, según los datos estadísticos, las mujeres que sufrieron diabetes gestacional durante el embarazo de una niña, tenían un riesgo mucho más elevado de sufrir diabetes mellitus tipo 2 después de la gestación. Este resultado sugiere que estas mujeres tenían problemas de salud ocultos mucho más graves antes de la concepción, lo que hizo el embarazo fue aumentar la susceptibilidad a los dos tipos de diabetes. Los resultados apuntan que el embarazo puede ayudar a comprender mejor cuál es el estado de salud de la madre, así como ayudar a predecir el riesgo de sufrir determinadas enfermedades en un futuro.

Generalmente los programas de salud de Canadá y de otros países del mundo tienden a centrarse en cómo la conducta, la salud y la psicología de una futura mamá, puede afectar a la salud del bebé. En este caso es lo contrario, un embarazo puede ayudar a conocer cuál es el estado de salud de la madre. Los expertos concluyen que el sexo del futuro bebé no es un factor reconocido como riesgo de que la mujer embarazada sufra diabetes durante el embarazo y tras el embarazo, pero quizá a la vista de los resultados obtenidos se empiece a considerar y se realice un seguimiento más exhaustivo a las mujeres que vayan a dar a luz a un bebé varón.

De todos modos, el estudio invita a realizar nuevas investigaciones en esta línea para ratificar los resultados obtenidos y averiguar con más profundidad la relación existente entre el sexo del futuro bebé y el riesgo de diabetes. Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism.

Foto | Daquella Manera

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...