Un bebé británico se ha convertido en el donante de órganos más joven del Reino Unido

Teddy Houslton fue un bebé que sólo vivió 100 minutos, posteriormente se convirtió en el donante de órganos más joven del Reino Unido. Sus padres quisieron tener al bebé y donar los órganos antes de que naciera, sabiendo que sufría una enfermedad que acabaría con su vida a los pocos minutos.

Donaciones de órganos infantiles

Ayer hablábamos sobre la donación de órganos infantiles en España, destacando que hasta un 7% de los niños que esperan un trasplante de un órgano, muere por no recibirlo. Los especialistas pediátricos consideran que en nuestro país el trasplante pediátrico es una asignatura pendiente que hay que abordar y solucionar. Pues bien, hablando del mismo tema, hoy podemos saber que un bebé británico se ha convertido en el donante de órganos más joven del Reino Unido.

Teddy Houslton era un bebé al que se le diagnosticó, cuando aún estaba en el útero materno, una enfermedad rara que impedía que se desarrollase el cráneo y el cerebro, los especialistas médicos advirtieron a los padres que el bebé moriría al poco de nacer. A pesar de ello los padres decidieron tener al bebé, y tal y como auguraron los médicos, vivió solamente 100 minutos, el pequeño nació y murió el 22 de abril del año pasado.

Al parecer, los padres esperaban tener gemelos, a las 12 semanas del embarazo los especialistas notificaron a los padres que uno de ellos sufría la mencionada enfermedad, mientras que el otro estaba (y está) sano. Sabiéndolo, los padres quisieron tener al bebé enfermo pensando en donar sus órganos (riñones y válvulas cardíacas) cuando falleciera, para que otros bebés pudieran vivir. La verdad es que pocos padres tomarían una decisión así, además manifestaron que se sentían muy orgullosos del pequeño Teddy, ya que vivió y murió como un héroe.

Minutos después de que el bebé falleciera, los especialistas del Hospital Universitario de Gales se encargaron de la cirugía para el trasplante de órganos, gracias a Teddy Houslton y al altruismo de los padres, otro bebé podía superar una enfermedad y vivir. La madre afirma que aunque sabía que su bebé no podría estar mucho tiempo con ellos y que lo tendría a pesar de que no había esperanza, se sintió muy orgullosa por su heroísmo.

Los padres esperan que esta historia ayude a que otras familias en situaciones parecidas piensen en la donación de órganos, ya que saber que una parte del bebé anhelado y querido vivirá en otro niño y le ayudará a vivir. Según leemos aquí, la historia de Teddy se considera excepcional, ya que es muy raro que un recién nacido sea un donante. Quizá esta historia también sirva para inspirar a las familias españolas, si por desgracia un bebé o un niño va a morir irremediablemente, donar sus órganos puede ser un consuelo, ya que con ellos, otros niños van a poder superar la enfermedad que padecen.

Recordemos que algunos órganos que están esperando los niños españoles que necesitan un trasplante, sólo pueden recibirlos de un donante infantil, como por ejemplo el corazón. El pasado año sólo hubo 23 donantes de órganos infantiles en toda España, cifra insuficiente para cubrir la demanda, de ahí que un 7% de niños que estaban esperando recibir un órgano, murieran esperándolo.

Foto | storyvillegirl

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...