Un alto índice de ácido fólico y un nivel reducido de vitamina B12 aumentan el riesgo de diabetes en el embarazo

Según una nueva investigación realizada en Asia, las mujeres embarazadas que tienen un alto índice de ácido fólico y un nivel reducido de vitamina B12 en sangre, tienen un mayor riesgo de desarrollar diabetes gestacional. Los expertos comentan que los resultados que han obtenido serán de gran utilidad para definir mejor la composición de los suplementos prenatales.

Diabetes gestacional

Según los resultados de una investigación llevada a cabo por expertos del Hospital Universitario Nacional de Singapur, la combinación de un alto índice de ácido fólico y un nivel reducido de vitamina B12 incrementan el riesgo de sufrir diabetes en el embarazo. Los expertos comentan que se han realizado varios estudios en los que se ha analizado la relación entre la ingesta de macronutrientes como los carbohidratos, con el riesgo de contraer diabetes durante el embarazo, pero se ha estudiado poco el papel que tienen los micronutrientes en el riesgo de contraer la enfermedad, por eso decidieron llevar a cabo este estudio.

Para la investigación se utilizaron los datos procedentes de 913 mujeres embarazadas que residían en Singapur, pero de diferentes orígenes (chino, indio y malayo). Los expertos constataron que las concentraciones más altas de vitamina B12, estaban asociadas con un menor nivel de glucosa en sangre en ayunas y después de las comidas, constatando, además, una menor probabilidad de desarrollar diabetes mellitus gestacional.

Por otro lado, una concentracion más elevada de ácido fólico durante el embarazo se asoció a una mayor concentración de glucosa en sangre después de una comida, así como una mayor probabilidad de sufrir diabetes gestacional. Al combinar ambos micronutrientes, un alto contenido en folato y un bajo contenido en vitamina B12, se constató que se incrementaba el riesgo de sufrir diabetes gestacional.

Basándose en estudios previos sobre los micronutrientes, los investigadores comentan que las vitaminas del grupo B, y en particular el folato, la B6 y la B12, podrían estar involucradas en la patogénesis de la intolerancia a la glucosa, debido a su capacidad para regular la síntesis de la homocisteína que en concentraciones elevadas se ha relacionado con la resistencia a la insulina. Los investigadores consideran que las conclusiones obtenidas tienen implicaciones más amplias, además de prevenir la aparición de diabetes gestacional, reducirían otras complicaciones del embarazo, así como otros problemas asociados al desarrollo fetal.

Las mujeres que participaron en el estudio fueron reclutadas entre el año 2009 y 2010, y todas estaban embarazadas de menos de 14 semanas. Los expertos realizaron un seguimiento sobre la dieta y el estilo de vida que seguían, también realizaron análisis de sangre para determinar los niveles de folato y vitamina B12 en sangre a las 26-28 semanas de gestación. Al contrastar los datos obtenidos sobre los niveles de folato, vitaminas B6 y B12, homocisteína y glucosa, permitió llegar a la conclusión antes indicada.

Como ocurre en muchos estudios, no se pudo determinar una relación de causalidad, esto fue debido a que se midieron al mismo tiempo todos los elementos del análisis, por otro lado, los biomarcadores de los nutrientes no pueden ser un reflejo directo de la situación de la dieta, ya que están influenciados por factores genéticos y metabólicos particulares de cada participante. Durante el embarazo es necesario que el nivel de micronutrientes esté armonizado, ya que de este modo se reduce el riesgo de diabetes gestacional, los expertos comentan que los resultados del estudio, pueden ayudar a definir mejor la composición de los suplementos prenatales.

Anteriormente ya hemos hablado sobre la importancia de las vitaminas prenatales en el embarazo, pero también de tener cuidado sobre la ingesta simultánea de determinados micronutrientes, como el ácido fólico y el omega-3, si estos dos suplementos se toman de forma simultánea, pueden provocar que la interacción entre ambos derive en menores beneficios para los futuros bebés. Así ocurre con muchos otros micronutrientes, por lo que es necesario realizar estudios más detallados sobre cantidades e interacción entre ellos.

Podéis conocer todos los resultados de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica Clinical Nutrition.

Foto | freestocks.org

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...