Triple screening

Triple screening

El triple screening también denominado triple test, es una de las pruebas prenatales que se realizan a la futura mamá y que sirve para determinar si el futuro bebé presenta algún tipo de alteración o desorden genético. El triple screening determina tres componentes a través de un análisis de sangre, la alfafetoproteína, el estriol libre (no conjugado) y la gonadotropina coriónica.

Hay que decir que aunque el triple screening es una prueba importante y no invasiva, no es determinante y no logra diagnosticar todos los problemas fetales, únicamente está concebido para determinar los tres componentes que antes hemos mencionado.

La Gonadotropina coriónica es una de las hormonas sintetizadas en la placenta, una alteración de sus niveles podría indicar algún problema cromosómico, como por ejemplo el síndrome de Down. Recordemos que ya hablamos de esta hormona en el post sobre los síntomas del embarazo.

La Alfafetoproteína es una de las proteínas formadas en el hígado del futuro bebé, cuando se detecta en el análisis de sangre que sus niveles son elevados, el riesgo de que el bebé pueda sufrir espina bífida aumenta, en ese momento el especialista aconsejará realizar una ecografía para salir de dudas. En el caso de que los niveles estén por debajo de los valores establecidos, el riesgo de que el bebé sufriera síndrome de Down u otra alteración cromosómica sería mayor. Esta proteína también aumenta cuando se da un caso de embarazo múltiple, con lo que no en todas las ocasiones un nivel elevado indicaría un problema.

Finalmente, el Estriol libre es un metabólito de una hormona sexual femenina denominada estradiol, se encuentra presente en la placenta y en el feto, y una alteración de sus niveles podría indicar una alteración cromosómica como el síndrome de Down. Todos los datos obtenidos del triple screening son valorados teniendo en cuenta los datos de la madre, es decir, la edad, su peso corporal, los antecedentes familiares de alguna enfermedad cromosómica, etc.

Quizá no encontremos esta prueba muy efectiva a pesar de que ofrezca gran comodidad por no ser invasiva, un 60% de probabilidades de acierto no es un dato concluyente y casi es preferible optar por pruebas cuyo grado de fiabilidad alcance un tanto por ciento más elevado. Si se trata de detectar el Síndrome de Down, el año pasado dos ginecólogos presentaron un nuevo software que alcanzaba una fiabilidad del 90% y tampoco se necesitaba aplicar un método invasivo, ya que la prueba era realizada mediante una ecografía.

Lo mismo ocurriría con las otras enfermedades, existen pruebas mucho más certeras que ofrecen mayores garantías. La ciencia avanza día a día, cada vez es mayor el nivel de acierto y la comodidad de la detección.

Más información | Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...