Toxoplasmosis

toxoplasmosis

Cuando se está embarazada una de las muchas pruebas que se realizan cuando se hace una visita al ginecólogo es la de la Toxoplasmosis, para ver si se tienen o no los anticuerpos contra esta enfermedad. Muchas mujeres tienen el anticuerpo del parásito que transmite la toxiinfección alimentaria, facilitando que el parásito atraviese la placenta y afecte al feto pudiendo provocarle problemas cerebrales.

La Toxoplasmosis se produce a causa de un parásito llamado Toxoplasma Gondii, en EEUU entre uno de cada 1.000 y uno de cada 10.000 de los bebés que nacen tienen una infección de toxoplasmosis. Afortunadamente una mujer embarazada puede tomar una serie de medidas para evitar la infección. Hay que procurar evitar comer la carne poco hecha, ya que en la carne cruda puede habitar el parásito especialmente en el cerdo y cordero, también procurar evitar las heces de gato, no es necesario deshacerse del animal pero si evitar cambiar la tierra o cualquier contacto con sus heces, normalmente el animal lo contrae si come ratones o algún animal muerto entonces el parásito se reproduce en el intestino y acaba por medio de las heces en la tierra, la caja que utiliza… La leche cruda de cabra, huevos crudos, vegetales que no estén bien lavados, la fruta sin lavar. Y sobre todo lavarse las manos frecuentemente.

Los síntomas de la Toxoplasmosis son tan simples que muchas veces no se sabe que la hemos padecido,  es parecido a una gripe o a una mononucleosis infecciosa, glándulas hinchadas, fatiga, dolor corporal, congestión nasal, fiebre… Normalmente la infección ocurre solo una vez en la vida luego nos volvemos inmunes, aunque el parásito permanece en el cuerpo no produce daños generalmente y permanece inactivo salvo que el sistema inmunológico no funcione bien. Las mujeres que desarrollan la inmunidad antes del embarazo ya no pueden trasmitírselo al bebé.

Durante el embarazo si la mujer da positivo en la prueba de la Toxoplasmosis se comprobará si el feto también está afectado mediante ultrasonidos o amniocentesis y si es así se le deben administrar medicamentos a la madre, pirimetamina y sulfadiazina para reducir la gravedad de la enfermedad en el feto, cuanto antes se trate a la madre menos posibilidades hay de que el bebé padezca síntomas de la enfermedad. Si el feto aún no está infectado, a la madre se le aplica espiramicina que reduce a un 50% las posibilidades de infección.

¿Cómo puede afectar al bebé la Toxoplasmosis?, pues pueden producir pérdida de visión, discapacidades permanentes en el cerebro, pérdidas de audición, apoplejías… para intentar curarles se les aplica dos tipos de medicamentos, pirimetamina y sulfadiazina, durante el primer año de vida normalmente.

Foto | masatsu

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...