Tipos de contracciones durante el embarazo

Aprende cómo diferenciar las diferentes contracciones que se pueden dar en el embarazo

Tipos de contracciones durante el embarazo

Cuando hablamos de contracciones, la gran mayoría de veces lo hacemos para referirnos a las contracciones de parto. Pero lo cierto es que existen muchos tipos diferentes, y pueden darse durante distintas etapas del periodo de gestación.

Las contracciones se producen en el útero. Este órgano se ejercita de manera progresiva durante los nueve meses de embarazo. Las contracciones tienen una función muy importante: favorecer la circulación de la sangre por la placenta, manteniendo así el útero en perfecta forma para el momento del parto.

¿Qué tipos de contracciones existen durante el embarazo?

A continuación hemos recogido los diferentes tipos de contracciones que pueden darse durante la etapa gestacional.

  • A: tal y como su propio nombre indica, se dan en las primeras etapas del periodo de gestación, y en la gran mayoría de los casos tienen lugar hasta las 28 semanas. Su intensidad es muy baja, de modo que son muy pocas las embarazadas que sienten estas contracciones.
  • Focales: estas contracciones también son de poca intensidad y se localizan en áreas muy concretas del útero. Ocurren como reacción al movimiento del bebé.
  • Generalizadas: en este caso, las contracciones comienzan en una zona del útero y se extienden al resto del órgano. Aunque en la gran mayoría de los casos tienen lugar por los movimientos que realiza el bebé, también pueden darse si la futura mamá realiza algún esfuerzo.
  • Braxton Hicks: estas son las contracciones más conocidas de todas por las mujeres embarazadas, junto con las de parto. Su intensidad es moderada, aunque no causan dolor. Tienen una duración aproximada de 45 segundos y son frecuentes a partir del segundo trimestre.
  • Preparto: en este caso, las contracciones son de intensidad alta. Suelen aparecer algunos días antes del parto, de modo que indican que este momento está próximo. Su función es la de ablandar el cuello del útero.
  • Parto: y por último, las contracciones de parto. Se caracterizan por ser intensas, progresivas y regulares. La frecuencia promedio es de 4 contracciones por cada 10 minutos. Llegan a durar hasta 90 segundos y sí resultan dolorosas.

Por lo general, las contracciones no son motivo de preocupación. Aún así, hay que prestar especial atención a una serie de síntomas. Si las contracciones son muy frecuentes y, además, son dolorosas y se acompañan de pérdidas de sangre es importante acudir al médico a la mayor brevedad posible.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...