Test de embarazo desechable y biodegradable

Lia es el nuevo test de embarazo que es noticia por su carácter medioambiental, ya que se degrada fácilmente como el papel del W.C. Esta prueba, además, ofrece mayor discreción evitando que cualquiera pueda conocer el resultado, al poder ser desechado por el W.C, y no tener que tirarlo a la basura como ocurre con los test tradicionales. Tiene una precisión del 99% y se comercializará a un precio similar al de las pruebas que se comercializan en la actualidad.

Lia Diagnostics

Lia Diagnostics es una empresa estadounidense que tiene como objetivo modernizar el mundo de la salud reproductiva con sistemas y dispositivos que además sean respetuosos con el medio ambiente. Esta semana la compañía fue noticia al recibir la aprobación de la FDA (Agencia de Medicamentos y Alimentación de Estados Unidos) para comercializar un nuevo test de embarazo desechable y biodegradable, siendo el primero de su tipo que se lanza al mercado.

El test de embarazo Lia está fabricado con papel, lo que según la empresa supone un menor impacto ambiental, es un tipo de papel similar al que se utiliza para el W.C., pero con tres capas que rápidamente se degrada al contacto con el agua. En este sentido Lia Diagnostics comenta que se deja de contribuir al enorme volumen anual de desechos plásticos derivados de los actuales test de embarazo.

Otra ventaja de este sistema es la discreción, ya no es necesario tirarlo a la basura y que alguien lo pueda encontrar delatando la respuesta de la prueba. La empresa explica que el test salvaguarda la discreción y las mujeres no tienen que temer que alguien conozca una información que no tiene que conocer. El test es muy fino, como decíamos, su grosor es equiparable a la suma de tres capas de papel higiénico, y su precisión es de un 99%, prácticamente la misma que ofrecen la mayoría de los test de embarazo que podemos encontrar en el mercado.

El área en la que se coloca la orina para realizar el análisis es amplia, por lo que ya no es necesaria la precisión que se necesita en otros tests, además, de este modo se mejora la higiene evitando las posibles salpicaduras que se producen con otros sistemas. Como en el resto de pruebas que se comercializan en el mercado, el test Lia se basa en la detección en la orina de la hormona Gonadotropina Coriónica Humana, hasta la fecha, el signo más fiable para saber si se está embarazada.

Su uso es muy sencillo, basta con depositar unas gotas de orina en el área de detección, esperar un par de minutos y conocer la respuesta, si es positiva, aparecen dos franjas de color rosa, si es negativa, sólo una. El test Lia fue creado por Bethany Edwards y Anna Couturier Simpson, alumna de la Universidad de Temple (Estados Unidos) y cofundadora de la empresa. Parece ser que ambas se dieron cuenta de que en el campo de los tests de embarazo se habían dado pocos pasos en la innovación asociada a la sostenibilidad, por lo que empezaron a trabajar en este campo al realizar encuestas para detectar los problemas asociados a los tests tradicionales, se constató que evitar que los resultados de la prueba pudieran ser conocidos por otras personas era el principal inconveniente.

La solución es el nuevo test respetuoso con el medio ambiente y el más efectivo para evitar que la información pueda ser conocida por terceros. Según leemos aquí, la nueva prueba estará disponible en Estados Unidos a mediados del próximo año y el precio de venta será similar al de otras pruebas, es de suponer que posteriormente no tardará en llegar a Europa por sus características y ventajas. Podéis conocer más detalles del test de embarazo Lia a través de la página oficial de la empresa.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...