Test de Apgar

Detección precoz

El Test de Apgar es una de las pruebas que se realizan al bebé nada más nacer, se trata de un test que intenta determinar el estado general del bebé mediante la evaluación de 5 parámetros y criterios valorativos, el color de la piel, el tono muscular, la respiración, los reflejos del recién nacido y la irritabilidad y la frecuencia cardíaca. Cada uno de estos parámetros recibe una puntuación que oscila de 0 a 2 y sumando todos los resultados se obtendrá la respuesta del Test de Apgar.

Las mediciones se realizan al minuto inmediato del nacimiento del bebé, a los cinco minutos y finalmente a los 10 minutos, si la suma de todas las puntuaciones se establece entre 8 y 10, indicará que el bebé se encuentra perfectamente. Cuando la puntuación se establece en un baremo de 4 a 6, indicará que el bebé no responde como debiera y será necesario realizar una valoración clínica más detallada. Cuando la puntuación del Test de Apgar no supera el valor 4, indicará que es necesario actuar urgentemente, ya que el bebé está en grave peligro. Un valor igual a 0 equivaldría posiblemente a la muerte.

El Test de Apgar lleva el nombre de su creadora, la anestesióloga Virgina Apgar, una especialista en obstetricia que ideó este test hace más de 50 años. Este método ha sido de gran ayuda en el campo de la neonatología y gracias a él se ha logrado reducir la tasa de mortalidad infantil. Los diagnósticos precoces son un arma valiosa que permite a los especialistas actuar rápidamente y evitar en muchos casos consecuencias fatales.

Junto al Test de Apgar se encuentran otros sistemas de diagnóstico precoz como por ejemplo el nuevo sistema de diagnóstico de cardiopatías congénitas que permite conocer el grado de saturación de oxígeno en sangre en los recién nacidos y detectar si existen problemas como el ductus arterioso y aplicar el tratamiento adecuado para evitar que se desarrolle una enfermedad obstructiva de los vasos pulmonares. También podríamos nombrar la detección precoz de posibles complicaciones en los bebés a través de los siete síntomas de enfermedades en el recién nacido que permiten actuar rápidamente tras el nacimiento.

Poco a poco se amplía el conjunto de pruebas, diagnósticos precoces y tests que garantizan la supervivencia de los bebés y evitan que puedan sufrir complicaciones en el futuro. Con respecto al Test de Apgar, se podría definir como un modo de medir la adaptación del bebé al nuevo entorno, pero no es una guía que mida los esfuerzos que realiza el bebé para recuperarse tras el sobreesfuerzo realizado en el parto.

Foto | Vivid Pixels

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...