Sólo una de cada cuatro embarazadas australianas sigue las directrices sobre el ácido fólico y el yodo

Una revisión realizada por investigadores australianos muestra que sólo una de cada cuatro embarazadas del país sigue las directrices sobre el ácido fólico y el yodo que proporciona el sistema de salud. Además, un gran porcentaje de mujeres no identifica qué alimentos son ricos en estos nutrientes y no toman las dosis recomendadas por los especialistas, esto delata que hay que trabajar más para conseguir que la información llegue a las futuras mamás.

Ácido fólico en el embarazo

Una investigación desarrollada en Australia muestra que los profesionales médicos deben realizar un mayor esfuerzo para concienciar a las mujeres embarazadas, sobre la importancia de tomar el ácido fólico y el yodo necesario para garantizar el buen desarrollo del embarazo. Según el análisis realizado, aunque las mujeres australianas son conscientes de la importancia que tienen los suplementos para prevenir problemas de salud en el feto y que se desarrolle correctamente, sólo una de cada cuatro embarazadas sigue las directrices sobre el ácido fólico y el yodo.

En esta investigación participaron 857 mujeres, de ellas, un 90% sabían perfectamente que era necesario tomar suplementos de ácido fólico, pero tan sólo un 27% tomaban la dosis recomendada en las directrices de salud. Por otro lado, el conocimiento de las necesidades de yodo se redujo a un porcentaje del 56%, del mismo modo se redujo el número de mujeres que sabían cuál era la dosis que se debía tomar, siendo sólo de un 23%. Los expertos explican que yodo y ácido fólico son los suplementos recomendados en el país, dada su importancia en el desarrollo embrionario y fetal.

Existe mucha literatura científica, se han realizado campañas y se ha brindado a las futuras mamás toda la información necesaria para que conozcan la importancia de estos suplementos por su capacidad para reducir los defectos del tubo neural, para la producción de hormonas tiroideas para garantizar un crecimiento fetal normal y un correcto desarrollo cognitivo. Recordemos que las deficiencias de yodo pueden afectar al cociente intelectual de los futuros bebés, provocar problemas como el hipotiroidismo, o daños irreversibles en el cerebro del bebé entre otras cosas.

El análisis demuestra que hasta en un 54% y en un 43% respectivamente, las futuras mamás no identifican las fuentes dietéticas de yodo y ácido fólico, o las identifican de forma errónea. Por ejemplo, las verduras fueron señaladas como alimentos principales en el aporte de los dos nutrientes citados, a este grupo de alimentos le siguieron la fruta y la carne. Hablando de los suplementos, el 92% de las mujeres cree que el ácido fólico debe empezar a tomarse antes de la concepción, y un 94% considera que se debe tomar durante el embarazo. Estas cifras se reducen a un 56% y un 69% respectivamente si hablamos del yodo.

Los expertos comentan que un 78% de las mujeres eran conscientes de la importancia del ácido fólico y un 54% eran conscientes de la importancia del yodo, lo que muestra que todavía queda mucho trabajo por hacer para incrementar estos porcentajes, para ello es necesario revistar y analizar los métodos de comunicación para utilizar los más eficaces entre las mujeres en edad fértil y siempre desde antes de la concepción.

Sería interesante realizar un estudio similar en nuestro país para identificar qué porcentaje de mujeres valora la importancia de estos suplementos, si saben qué alimentos los aportan y si siguen las recomendaciones que proporcionan los especialistas, son datos que ayudarían a mejorar la información que se brinda en el caso de no obtener los resultados esperados. Podéis conocer más detalles de este análisis a través de este artículo publicado en la revista científica Australian and New Zealand Journal of Public Health.

Foto | Schwangerschaft

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 2,00 de 5)
2 5 1
Loading ... Loading ...