Síndrome de las piernas inquietas

Síndrome de las piernas inquietas

El síndrome de las piernas inquietas es un trastorno neurológico caracterizado por sensaciones desagradables en las piernas y un impulso incontrolado de moverse cuando se está descansando en un esfuerzo por aliviar tales sensaciones. Se estima que en España el 10% de la población está afectado, la mitad son mujeres y el 2% necesitará tratamiento.

Los síntomas más característicos son hormigueo o ardor y aumenta al final del día cuando el cansancio es mayor, en algunos casos no hay motivo para su aparición en otros se debe a anemias o embarazos.  La cafeína, el tabaco y el alcohol empeoran los síntomas. Puede llegar a afectar incluso a los brazos y causa insomnio o problemas de sueño.

Aunque esta enfermedad puede afectar desde la infancia lo normal es que comience a partir de edades cercanas a los cuarenta años, pero durante el embarazo particularmente en los últimos meses hasta el 20% de las mujeres desarrollan el síndrome de las piernas inquietas, después del parto los síntomas suelen desaparecer, no obstante existe una relación clara entre el número de embarazos y las posibilidades de desarrollar el síndrome de las piernas inquietas como enfermedad crónica.

Muchas personas con éste síndrome informan que su trabajo, sus relaciones personales y actividades diarias están muy afectadas como resultado del cansancio, a menudo no se pueden concentrar, tienen la memoria deteriorada o faltan en el cumplimiento de sus actividades diarias. Los pacientes no pueden permanecer quietos ante un ordenador o en el cine, la calidad del sueño se ve afectada por la necesidad constante de moverse aumentando el número de despertares por la noche.

Cambios en la dieta, evitar la cafeína y bebidas excitantes, evitar las comidas copiosas, tomar suplementos de hierro, disminuir el consumo de azúcares, comer frutas frescas, verduras y pescados, mantener una buena rutina de acostarse y levantarse a una hora, tomar baños fríos y calientes y practicar ejercicio ayuda a tratar el síndrome de las piernas inquietas.

Vía|www.vivirmejor.es
Foto| Ken Hurst

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...