Síndrome de abstinencia neonatal a la nicotina

Fumar en el embarazo

El Síndrome de abstinencia neonatal a la nicotina es un artículo presentado por Óscar García-Algar, un experto del Servicio de Pediatría del Hospital del Mar de Barcelona que nos alerta sobre la relación entre la nicotina y los bebés. Son muchísimos los problemas provocados por el tabaco y los bebés sufren sus consecuencias desde el mismo momento de la concepción, en este caso el experto concluye que la nicotina puede alterar el desarrollo neurológico del futuro bebé y provocar síntomas de abstinencia neonatal.

El Síndrome de abstinencia neonatal a la nicotina es el resultado de la exposición del feto a la nicotina fruto del hábito de fumar de la madre, los recién nacidos se convierten en adictos al tabaco y cuando nacen dejan de recibir su dosis de nicotina provocando un “mono” que puede percibirse a través de la irritabilidad, temblores o alteraciones del sueño. Estos serían los efectos a priorí, sin embargo, los especialistas indican que a largo plazo la nicotina provocaría una reducción del coeficiente intelectual del niño y la posible aparición de problemas como el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH).

Precisamente, no hace mucho hablábamos sobre un estudio en el que se mostraba que el tabaco altera el sueño de los bebés prematuros, se podría decir que el artículo presentado guarda mucha relación con el estudio que realizaron los expertos de la American Academy of Sleep Medicine. A pesar de todos los estudios proporcionados y la información facilitada sobre las graves consecuencias de fumar en el embarazo, hasta el 34% de las mujeres embarazadas fuman actualmente. Parece que es mucho más poderosa la adicción al tabaco que el bienestar del bebé que se está gestando en el vientre de la madre.

En el estudio realizado por el experto y su equipo tomaron los datos pertenecientes a 33 recién nacidos cuyas madres fumaron durante el embarazo, el fin era encontrar evidencias del Síndrome de abstinencia neonatal a la nicotina, las conclusiones obtenidas no dejaban lugar a dudas, los 33 recién nacidos sufrieron durante las primeras 24 horas de vida los síntomas antes mencionados, temblores, irritabilidad, etc. También se detectó que estos síntomas eran mayores acordes a la concentración de nicotina que los bebés presentaban en su organismo.

Ocurre lo mismo con un adulto que pretende dejar de fumar, la falta de nicotina le provoca un estado de estrés y ansiedad que se traduce en irritabilidad, nerviosismo, etc., no es extraño que a los bebés les ocurra, ya que su pequeño organismo se ha habituado a recibir la correspondiente dosis de nicotina. Los especialistas también hablan sobre el síndrome tras abandonar la lactancia materna porque la nicotina también pasaría a la leche materna y dejar de tomarla se traduciría en un síndrome de abstinencia.

Es de necesidad obligada no fumar durante el embarazo por el bien del futuro bebé, pero también es necesario mantener esta conducta tras el nacimiento, recordemos que el tabaco afecta a los bebés incluso cuando no se fuma delante de ellos, basta con que se encuentren en una estancia donde anteriormente se ha fumado, de ello hablábamos en el post Tabaquismo de tercera mano. El amor hacia el bebé debe prevalecer y el tabaco debe ser desterrado.

Vía | Cadena Ser
Más información | Archivos de bronconeumología
Foto | Lisa Eastman

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...