Se puede practicar yoga en el último trimestre del embarazo

Un pequeño estudio muestra que no existe ningún problema por practicar yoga en el último trimestre del embarazo, incluso en la semana 38 de gestación. Los expertos aseguran que es un modo de practicar ejercicio físico y liberar estrés beneficiando a madre y bebé.

Practicar yoga durante la gestación
Un nuevo estudio desarrollado por expertos de Jersey Shore University Medical Center (Estados Unidos), concluye que se puede practicar yoga en el último trimestre del embarazo sin problemas, incluso en la semana 38 del embarazo. Según los expertos, las posturas que se realizan con el yoga no parecen provocar ningún tipo de estrés en la futura madre o el bebé, al menos así se constató a través de las mediciones realizadas en tiempo real de la presión arterial, la frecuencia cardíaca y otros marcadores como los niveles de oxígeno en la sangre o las contracciones uterinas.

Aunque algunas de las posturas que se adoptan durante la práctica del yoga puedan parecer un poco chocantes dado el estado avanzado del embarazo, los expertos aseguran que son completamente seguras y no suponen ningún riesgo para la salud de madre y futuro bebé. Por otro lado, se suelen realizar pequeñas modificaciones en las posturas para que las mujeres embarazadas las puedan realizar sin problemas.

En la investigación, un pequeño grupo de futuras madres utilizaron la pared, sillas y otros elementos para mantener el equilibrio, elementos que forman parte de las denominadas clases de yoga prenatal que suele avanzar a un paso moderado y según las posibilidades de cada madre. Los expertos aseguran que el yoga es una buena manera de que las mujeres embarazadas realicen ejercicio físico y liberen el estrés que acumulan. Los expertos animan a que las mujeres en avanzado estado de gestación realicen diferentes actividades de carácter moderado, no tiene por qué ser exclusivamente yoga, como ya hemos comentado en otras ocasiones, el ejercicio físico en general ofrece muchos beneficios a lo largo del embarazo.

El estudio no hace más que ratificar lo que algunos expertos han recomendado a las futuras mamás en estado avanzado de gestación. ¿Por qué se habla del yoga?, la razón es simple, parece ser que cada vez es más popular entre las mujeres estadounidenses, de hecho, una investigación realizada en el año 2012 concluía que hasta 20 millones de estadounidenses lo practicaban, incluidas mujeres embarazadas, lo que muestra por qué es necesario solventar algunas dudas que surgen, por ejemplo, si es posible practicar yoga durante las últimas semanas del embarazo.

Los expertos explican que hasta la fecha se han realizado pocos estudios sobre la seguridad de practicar yoga durante la gestación, y hay que decir que en este estudio en concreto tan sólo participaron 25 mujeres con un embarazo de entre 35 y 38 semanas divididas en tres grupos, unas lo practicaban con regularidad, otras tenían poca experiencia y algunas no lo habían practicado nunca. Todos los grupos practicaron hasta 26 posturas distintas y durante toda la clase de yoga se estuvo realizando un seguimiento y la monitorización de las constantes y signos antes indicados. La única complicación que surgió fueron las agujetas que sufrieron al día siguiente algunas participantes, pero nada más.

A pesar de los resultados, los investigadores apuntan que las mujeres embarazadas que están empezando a practicar yoga deben ser conscientes de que existen muchas formas de practicarlo y algunas posturas quizá no sean las más apropiadas por el embarazo. Habría que añadir que la muestra participante es demasiado pequeña y quizá sería interesante realizar un estudio de mayor envergadura para obtener datos más fiables. El estudio que hemos conocido a través de este artículo de MedLine Plus, ha sido publicado en la revista científica Obstetrics & Gynecology, a través de este enlace podréis conocer todos los detalles.

Foto | gbSk

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...