¿Sabes cómo funcionan los test de embarazo?

A continuación, te explicamos de qué forma funcionan las pruebas de embarazo.

Así funcionan las pruebas de embarazo

El ser madres es una de las bendiciones más grandes que puede vivir una mujer. Sin embargo, muchas veces la noticia de que se está embarazada llega por sorpresa y por supuesto no se está planificada para ello. Pero ¿cómo enterarte si de verdad te encuentras o no en estado si las primeras semanas normalmente son asintomáticas?

Una de las formas más prácticas, sencillas y seguras para confirmar tus sospechas es el realizar un test de embarazo. Son pruebas que se adquieren en las farmacias, las cuales se utilizan para analizar el estado de tus hormonas a través de la orina y descartar o no la posibilidad de estar en espera.

Si bien pueden ser uno de los métodos más usados, muchas de las mujeres aún desconocen su utilidad, fidelidad y las marcas más recomendadas del mercado. Es por eso que el día de hoy te vamos a explicar cómo funciona este instrumento en forma termómetro.

Funcionalidad de los test de embarazo

Su funcionamiento es bastante sencillo, dado a que el aparato solo contiene dos partes bastante diferenciadas entre sí. La parte más plana suele ser la que entra en contacto con la orina recién salida de la vejiga de la mujer o, en algunos casos, se opta por recolectar la orina en un recipiente y allí introducir la prueba de embarazo.

Posteriormente, luego de unos 5 o 10 segundos en contacto con la orina, el test debe ser colocado en forma horizontal y dejarse reposar por unos 10 minutos. En ese periodo de tiempo aparecerá el resultado en la pantallita que se encuentra en el segundo lado.

Si se trata de dos rayitas significa que la mujer sí está embarazada, si aparece una sola significa que el resultado es negativo.

Fiabilidad del test

Estos test de embarazos no suelen ser definitorios, pues puede ocurrir que la madre se encuentre en las primeras semanas de embarazo y sus hormonas aún no se hayan alterado lo suficiente como para ser detectadas. A partir del décimo día de retraso es mucho más seguro que la prueba sea fiable.

Igualmente, se recomienda que cuando se proceda a hacer el test la mujer se encuentre en ayuna y sea a primera hora de la mañana. Su fiabilidad suele agruparse en un 97% de probabilidades; no obstante, aún queda un 3% que puede fallar.

Por eso es recomendable aplicar esta prueba y comparar dichos resultados con la visita a un ginecólogo o la aplicación de los exámenes de sangre.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...