Romper aguas de forma prematura

Una investigación ha asociado la rotura de aguas prematura con una mayor concentración de bacterias en la zona en la que se ha producido la rotura de las membranas que forman el saco amniótico. Sin embargo, queda mucho por investigar, ya que no se sabe si la presencia de las bacterias es un efecto del adelgazamiento de las membranas o es la causa de ello.

Rotura del saco amniótico

La pérdida de líquido amniótico, ya sea de manera gradual o en grandes cantidades, es lo que conocemos popularmente como romper aguas, cuando esto ocurre, en un plazo no superior a 24 horas suele tener lugar el nacimiento del bebé. Hoy hemos conocido una investigación que explica por qué algunas futuras mamás rompen aguas antes de tiempo, algo que puede acarrear complicaciones y tener efectos sobre la salud de la madre y del bebé a largo plazo.

En lo que respecta a romper aguas de forma prematura, los investigadores del Centro Médico de la Universidad de Duke (Estados Unidos) han descubierto que en el lugar en el que se rompen las membranas fetales, existe una alta concentración de bacterias que podrían dar la respuesta a por qué se produce dicha rotura antes de tiempo. Al parecer, estas bacterias guardarían relación con el adelgazamiento de las membranas, al tener menor espesor serían más débiles y podrían romperse con mucha más facilidad.

De todos modos y antes de adelantar acontecimientos, los expertos apuntan que hay que seguir investigando para determinar si la concentración de bacterias es una causa del debilitamiento de las membranas, o una consecuencia, por lo que no se puede aseverar que sean las bacterias las responsables de la rotura de aguas prematura. En la investigación, se pretendía determinar la causa por la que el “saco de agua” se rompía antes de lo previsto en algunos casos, la membrana está formada por dos capas celulares, el amnios, una cubierta de células que se forma en el octavo día tras la fecundación y que forma la membrana interna que contiene el líquido amniótico. La otra capa se denomina corion, es la envoltura más externa que a su vez está formada por dos capas, una capa externa denominada ectodermo y una interna denominada mesodermo.

Este conjunto de membranas juega un papel fundamental en el mantenimiento del embarazo durante toda la gestación, de hecho, forman el espacio en el que el bebé se encuentra seguro. Los expertos explican que casi un tercio de los partos prematuros se asocian a la ruptura prematura de membranas, también conocida como PPROM. En algunos casos se sabe que una infección provoca muerte celular y debilitamiento de la membrana, en consecuencia se produce la rotura, pero, ¿y si no hay signos de infección?

En la investigación se examinaron las membranas recogidas tras el parto de 48 mujeres en las que se incluyeron partos a término, prematuros y con PPROM. Se procedió a medir su espesor y la presencia y cantidad de bacterias cerca y lejos de la zona donde se produjo la rotura. En todos los casos la membrana de la zona de rotura era más delgada que en las otras zonas intactas, se constató un adelgazamiento mayor en las mujeres con PPROM, además este adelgazamiento era generalizado y no estaba únicamente localizado en la zona de ruptura.

El segundo paso en la investigación fue analizar el nivel de bacterias, si estaban presentes en toda la membrana y si guardaba relación su mayor concentración con el adelgazamiento de la membrana. Se constató que las bacterias estaban presentes en toda la membrana con una mayor concentración en la zona de rotura, esto demuestra que las membranas fetales no son entornos estériles como se creía. Con respecto a la concentración de bacterias, según leemos aquí, en todos los casos en la zona de ruptura fue mayor, también se constató una relación entre el mayor número de bacterias y las paredes más delgadas de las membranas.

Estos descubrimientos son claves y dan pie a nuevas investigaciones para esclarecer la causa de la rotura de aguas prematura, los expertos no saben si se trata de una relación causal, pero es innegable que existe un vínculo entre delgadez de membranas y presencia de bacterias. Mucho queda por investigar sobre el tema, se sabe poco de los cambios que se producen en la membrana fetal ante la presencia de las bacterias, por otro lado hay que determinar si determinadas bacterias están asociadas a la rotura de las membranas.

Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través del artículo publicado en la revista científica PLoS ONE.

Foto | Mbaylor

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...