Relación entre el nivel socioeconómico elevado y la exposición a contaminantes en el embarazo

Una investigación de ISGlobal muestra que existe una relación entre el nivel socioeconómico elevado y la exposición a contaminantes en el embarazo. Las mujeres con un mayor poder adquisitivo sufren una variada exposición a diferentes contaminantes ambientales.

Contaminantes ambientales que afectan al embarazo

Según los resultados de un estudio desarrollado por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), el nivel socioeconómico elevado aumenta el riesgo de exposición a contaminantes en el embarazo. Los expertos comentan que estas mujeres con mayor poder adquisitivo tienen más probabilidades de sufrir una exposición a diversas sustancias perfluoroalquiladas (PFAS), pesticidas, diferentes fenoles, arsénico y mercurio.

En este trabajo se analizó y describió la relación entre el nivel socioeconómico de 1.300 mujeres embarazadas, la descendencia entre los 6 y 12 años de edad, y la exposición a 41 sustancias contaminantes presentes en el ambiente. Anteriormente se han realizado investigaciones sobre este tema, mostrando que existe una relación entre la posición socioeconómica de una mujer y el nivel de exposición que tiene a distintos riesgos ambientales, pero los resultados que se habían obtenido eran variables, algunos apoyaban la relación y otros la contradecían, apuntando que en realidad eran las mujeres con un nivel socioeconómico bajo las que más riesgo corrían.

En esta nueva investigación en la que han participado mujeres de seis países europeos, Grecia, Lituania, Noruega, España, Francia y Reino Unido, los expertos recogieron muestras de orina y sangre, tanto de las mujeres participantes como de sus respectivos hijos, a fin de determinar la presencia de biomarcadores de los contaminantes químicos ambientales. Paralelamente, se les pidió cumplimentar un cuestionario sobre el nivel educativo, el trabajo que desempeñaban y el nivel económico familiar.

Tras analizar y cotejar los resultados, se constató que los niños de familias con una posición social más elevada tenían un mayor riesgo de sufrir una exposición a contaminantes químicos como los compuestos organoclorados, las sustancias perfluoroalquiladas (recordemos que recientemente comentábamos que su exposición se inicia en el útero materno), el mercurio, el arsénico y el bisfenol A. Las mujeres con un nivel socioeconómico bajo tenían solamente un mayor riesgo de exposición a elementos como el cadmio durante el embarazo, y los niños a metabolitos del plomo y de los ftalatos.

Las explicaciones o hipótesis de los expertos se centran en las diferencias de la dieta alimentaria, el uso de productos de consumo y, en especial, los productos cosméticos y el hábito de fumar. Los investigadores comentan que muchos de los contaminantes químicos estudiados son sospechosos de tener un impacto negativo en la salud infantil y adulta, y los efectos sobre la salud están influenciados y condicionados por la desigualdad socioeconómica.

Ante estos resultados, se considera que en futuras investigaciones es interesante que se analice el impacto en la salud que tienen los contaminantes ambientales, siempre teniendo en cuenta la posición socioeconómica de la persona estudiada. Podéis conocer los detalles de esta interesante investigación a través de este artículo publicado en la página de ISGlobal, y en este otro publicado en la revista científica Journal of Hygiene and Environmental Health.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...