¿Qué son los micronutrientes y cómo intervienen en el embarazo?

Las mujeres embarazadas deben estar más atentas que nunca a su salud y verificar que los aportes de minerales y micronutrientes son los correctos para su estado de gestación.

La alimentación es algo realmente importante en cualquier etapa de nuestra vida, pero la alimentación durante el embarazo adquiere un componente aún más relevante, porque el pequeño que tenemos en nuestro interior necesita muchos nutrientes y micronutrientes esenciales para su desarrollo que debemos proporcionarle acudiendo a dietas ricas en todos ellos. Hoy en Pequelia queremos hablarte precisamente de los micronutrientes y cómo intervienen en el embarazo y queremos hacerlo en base a una lista de ellos que deberías conocer, además de preocuparte por incorporarlos a tu alimentación diaria en caso de que aún no lo hayas hecho.

  • El hierro: la necesidad de hierro durante el embarazo se duplica por dos con respecto a una dieta normal. La falta de hierro puede desencadenar en una anemia para la madre, y nacimientos con déficit de hierro para el recién nacido. El hierro es necesario para el desarrollo del feto, pero también para que la madre desarrolle con normalidad y con fuerza su embarazo. Es necesario así incorporar alimentos que lo tengan como micronutriente, o solicitar al médico un complemento alimenticio que lo incluya.
  • El yodo: aunque las cantidades mínimas que se deben ingerir de yodo pudieran hacerle parecer un micronutriente poco importante, a partir del tercer mes son fundamentales. El organismo no puede almacenarlo, con lo que hay consumirlo a diario para asegurarnos del correcto desarrollo del cerebro del pequeño y evitar cualquier tipo de retraso psicomotor y neurológico. Lo ideal es consultar al especialista sobre complementos, o aprovechar a incorporar a la dieta la sal yodada.
  • El calcio: aunque es vital para la madre, con el embarazo se convierte también en vital para el pequeño y el desarrollo de sus huesos. Además, los estudios demuestran que una dieta rica en calcio durante la gestación protege de la hipertensión durante el período de embarazo.
  • Los folatos: resultan también un aporte fundamental en la dieta de las embarazadas para conseguir evitar los problemas relacionados con la espina bífila y se incrementa el consumo de estos en la población de riesgo. Se convierten en un tema fundamental para el desarrollo del feto a partir del tercer mes de gestación.

Al igual que sucede en el caso de las dietas habituales que deben ser ricas en todos los nutrientes, las embarazadas deben mantener esto, y sumar aportes extras de micronutrientes como los mencionados porque el desarrollo fetal aumenta su necesidad y estos son fundamentales para el futuro bebé.

Imagen: RUDEWORKS

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...