¿Qué son las contracciones de Braxton Hicks?

Aprende todo acerca de este tipo de contracciones que una mujer embarazada puede vivir

Conoce acerca de las contracciones de Braxton Hicks

Durante el embarazo el cuerpo de la mujer sufre cambios, tanto físicos, como hormonales, viéndose comprometidos también algunos órganos que intervienen de alguna manera en la gestación. Todo con el fin de prepararse para el crecimiento progresivo del bebe y posteriormente traerlo al mundo. Aunque durante la gestación, cualquier dolor o cambio repentino pueda ser signo de alarma, algunos son necesarios.

Las contracciones en su mayoría indican que el bebé esta pronto a nacer, aunque también existe las llamadas contracciones de Braxton Hicks. Estas solo van preparando al cuerpo femenino para las contracciones reales. Por lo que puede alarmar a la futura madre, llegando a confundirla, y generando mucho estrés. Acá te ayudamos a que conozcas sobre las contracciones de Braxton Hicks.

¿A qué se debe el nombre de contracciones de Braxton Hicks?

Aunque el termino Braxton Hicks pueda parecer un poco complicado, y hayas escuchado poco sobre estas falsas contracciones, su nombre se debe a que en el año 1872, el doctor inglés John Braxton Hicks, detalló este proceso que ocurre antes del parto. De esta manera, adquirió su nombre, dando además, un gran paso para los procesos obstétricos, de esa época. Aun teniendo vigencia en la actualidad.

¿Por qué suceden las contracciones de Braxton Hicks?

Estas contracciones fisiológicas tienen como función principal tonificar el musculo uterino, mejorando también el flujo sanguíneo que se dirige a la placenta, pero las contracciones de Braxton Hicks también tiene la función de ablandar el cuello uterino o la cérvix para facilitar el parto. Las contracciones de Braxton Hicks, pueden ocurrir en varias ocasiones intensificándose a medida de que el parto se acerca.

Las contracciones de Braxton Hicks han sido consideradas como la fase primaria del trabajo de parto, ya que cuando se presentan este tipo de contracciones normalmente se dilatan hasta 3 o 4 centímetros, siendo una ventaja al momento de llegar a la labor de parto, permitiendo que el paso del bebe por el canal vaginal sea mucho más fácil.

¿Cuándo pueden comienzan las contracciones de Braxton Hicks?

Aunque estos síntomas varían en cada caso, suelen iniciar en algunas mujeres en el segundo trimestre del embarazo, aunque en su mayoría las contracciones de Braxton Hicks inician en el tercer trimestre de gestación. Esto genera contracciones en el útero, por alrededor de 30 o 60 segundos, en muy pocos casos, estas contracciones suele durar dos minutos.

Aunque se trata en su mayoría de espasmos indoloros e incomodos, existen casos en las que las contracciones de Braxton Hicks suelen causar un poco de dolor, presentándose y posteriormente disminuyendo su intensidad hasta llegar al punto de desaparecer en su totalidad.

La disminución de la intensidad del espasmo, logra diferenciarla de la contracción preparto, ya que estas suelen ser frecuentes, presentándose cada dos o tres minutos, mientras que las de Braxton Hicks son poco frecuentes e irregulares, presentándose en todo el útero, desde la parte alta, hasta extenderse por toda la matriz y llegar a la parte baja.

Los especialistas aclaran que por lo general las contracciones de Braxton Hicks, solo llegan a causar molestias, esto se debe a que el abdomen suele contraerse, creando tensión en la región y endurecimiento, presentándose en algunos casos cuando la mujer realiza tareas muy activas, en algunos casos cuando la vejiga está llena, o cuando siente la necesidad de tomar agua.

Es posible disminuir las contracciones de Braxton Hicks

Si percibes que tu abdomen se contrae es necesario que entiendas muy bien que el exceso de actividad puede ser el causante de las contracciones de Braxton Hicks, por lo que es recomendable que tomes tiempo para descansar, o si tu caso, se debe a que has estado recostada por mucho tiempo, lo más aconsejable es que dediques diez minutos para dar un paseo, o al menos cambiar de posición.

El estrés puede causar estas contracciones, relajarte también es una buena manera de aliviar las contracciones de Braxton Hicks, por lo que darte una ducha con agua tibia por 15 o 30 minutos, puede aminorar las contracciones. O en algunos casos, solo basta con tomar una taza de té, recomendado en la gestación, o un vaso de leche tibia.

¿Cuándo estas contracciones son signos de alarma?

Aunque ya hemos dicho que estas contracciones se presentan con regularidad en el periodo de gestación, existen algunos casos en los puede ser inquietante. Por lo que deberías acudir a tu médico, si tienes más de cuatro contracciones de Braxton Hicks en un periodo de sesenta minutos antes de las treinta y seis semanas de gestación. O cinco contracciones pasadas estas semanas.

Si las contracciones de Braxton Hicks, vienen acompañadas con dolor intenso, en la zona abdominal o en la espalda baja, o existe evidencia de flujo vaginal inusual. Si has presentado partos prematuros, esto puede resultar alarmante, por lo que informarse es lo mejor.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...