Qué motiva a las mujeres a tomar suplementos dietéticos durante el embarazo

Una investigación llevada a cabo en Australia, ha tratado de determinar y comprender las razones por las que las mujeres embarazadas toman suplementos nutricionales. De los resultados se desprende que se abusa de este tipo de suplementos y que se consumen por el miedo a no satisfacer las necesidades nutricionales, por la comodidad que ofrecen evitando tener que cambiar de dieta, por tener confianza en este tipo de soluciones, etc.

Suplementos nutricionales

Hoy conocemos una investigación desarrollada por expertos de la Universidad de Adelaida (Australia) con el que se pretendía conocer qué motiva a las mujeres a tomar suplementos dietéticos durante el embarazo. Según los resultados, para muchas mujeres la suplementación, es por decirlo de alguna manera, un “seguro” que previene la ingesta inadecuada de alimentos, siendo una fuente de nutrientes fácil y confiable.

Se trata de un estudio con grupos focales (técnica cualitativa de estudio de las opiniones o actitudes de un público) en los que 40 mujeres participaron en 10 debates, además, los expertos les realizaron dos entrevistas exhaustivas. Todas las mujeres, salvo una, manifestaron haber consumido suplementos dietéticos durante el embarazo, argumentando lo antes comentado, con estos suplementos tenían la tranquilidad de saber que cumplían con los requisitos nutricionales del embarazo.

Otros factores comunes que motivaron el uso de suplementos fue la creencia de que beneficiaban a la salud materna y fetal, contribuían en la corrección de las deficiencias nutricionales habituales y era el método más práctico, y eficiente para obtener los nutrientes necesarios al margen de la dieta que se seguía. La mayoría de las mujeres tenía mayor confianza de estar cumpliendo con los requisitos nutricionales si consumían estos suplementos.

Hay que destacar que, en la mayoría de casos, estas mujeres tenían poco conocimiento sobre cómo garantizar una ingesta adecuada de nutrientes en el embarazo a través de la dieta, siendo más cómodo recurrir a los suplementos. Muchas consideraron que se trataba una opción más viable que cambiar la dieta que seguían, es decir, que si tomaban una dieta pobre en alimentos frescos y naturales, creían que con los suplementos compensaban esa carencia.

Otros factores identificados que se asocian a la ingesta de suplementos son la desconfianza en el suministro de alimentos, porque las mujeres cuestionaban el contenido nutricional de los productos. La publicidad y la información proporcionada por las empresas que fabrican estos suplementos también fue un condicionante, las mujeres tenían la percepción de que la suplementación era necesaria, ya que tenían un sentimiento de miedo y culpa por no cumplir con sus expectativas nutricionales.

Suplementos en el embarazo

Son los resultados obtenidos a partir de un grupo de 40 mujeres, aunque parecen significativos, los investigadores consideran que es necesario realizar nuevos estudios pero utilizando una muestra mayor de mujeres, además de que deben representar a todos los estratos sociales a fin de poder obtener una respuesta más concluyente. Con esta información se podrán poner en marcha estrategias de intervención para que se realice un uso adecuado de los suplementos durante el embarazo.

Merece la pena recordar que hace unos días conocíamos una investigación realizada por expertos de la Universidad de Maastricht (Países Bajos) en la que se concluía que era necesario tener cuidado con los suplementos dietéticos en el embarazo, porque se desconoce si algunos de sus componentes pueden perjudicar a la salud de la descendencia en un futuro. Los investigadores consideraban que los suplementos dietéticos consumidos por la madre, antes o durante el desarrollo fetal, podrían afectar al epigenoma del futuro bebé, lo que obliga a adoptar el principio de precaución y no abusar de los suplementos.

Sería interesante saber si los resultados obtenidos en Australia se podrían repetir en otros países, por ejemplo, en España. El modo más natural y saludable de obtener los nutrientes es a través de una alimentación sana y equilibrada, utilizar los suplementos como una medida para seguir manteniendo una dieta poco saludable no es la opción más acertada, tanto para la madre como para el futuro bebé.

Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de la página de la Universidad de Adelaida o a través de este artículo publicado en la revista científica Midwifery.

Foto | Arkansas ShutterBug

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...