Problemas renales en la embarazada pueden afectar al bebé

Un estudio realizado de forma reciente ha destacado que aquellas mujeres que tengan daño renal durante el embarazo pueden ver afectada la salud y el desarrollo de su bebé en gestación, debido a mientras la paciente pierde mayor cantidad de proteínas, mayor es su riesgo de una borto o de un nacimiento prematuro, además de otras consecuencias graves como retrasos en el crecimiento del niño, además de posible anemia en la mujer y el desarrollo de una enfermedad renal crónica.

El estudio se desarrollo con pacientes que presentaron un cuadro de enfermedad renal entre agosto del 2010 y agosto del 2012, todas ellas mujeres embarazadas diagnosticadas con glomerulopatía, un cuadro de daño en el funcionamiento de los riñones que provoca que la persona pierda proteínas de forma involuntaria, y se conoce como una afección que afecta directamente el desarrollo del bebé dentro del vientre materno, por lo que existe una urgencia real en la detección del problema, ya que mientras más temprano se haga el diagnóstico y se trate la enfermedad, mejor pronóstico de vida tendrá el niño.

Roberto Ticas, nefrólogo del hospital de Maternidad en El Salvador, indica:

“Lo que significa es que la incidencia y prevalencia de la enfermedad renal es alta y debe tratarse de detectar temprano”…”Tener proteínas en la orina durante el embarazo es peligroso”.

Los expertos encontraron en todas las pacientes afectadas proteínas en la orina luego de hacer los análisis de forma personalizada, esa es una forma concreta de advertir que se está frente a un problema, y tiene que resultar en un alerta para los médicos, ya que entre más proteínas pierda la mujer más se puede adelantar la fecha de parto. De las 41 pacientes que tuvieron daño en el riñón, 19 de ellas tenía síndrome nefrótico, lo que equivale a una pérdida alta de proteínas, y otras 22 fueron diagnosticadas con síndrome no nefrótico, por lo tanto la pérdida de proteínas es mucho menor.

Es importante destacar que existe una relación directa entre la pérdida de proteínas y un mayor deterioro tanto de la madre como del hijo, y se pueden enfrentar retardos en el crecimiento uterino, además de bajo peso, prematurez o posiblemente aborto, mientras que la mujer puede enfrentar desnutrición y enfermedad renal de por vida. Los diagnósticos tuvieron lugar entre las 27 semanas y las 28 semanas, al grupo que tenía una pérdida mayor se les suministraron asteroides, y sus bebés nacieron con 38 semanas de gestación, mientras que las mujeres que no fueron tratadas con esteroides tuvieron a sus hijos con 33 semanas de gestación.

No podemos dejar de mencionar que el número de niños que nacieron con mejores condiciones de salud se encontraron dentro del grupo cuyas madres recibieron esteroides, y que el 20% de las mujeres participantes quedaron con deficiencias en sus órganos.

“Debemos alertar a las mujeres embarazadas para que vayan a sus controles prenatales y se les determine la creatinina y el grado de proteinuria, porque de eso va a depender el pronóstico de los niños”.

Vía | El Salvador
Foto | subewl de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 4,50 de 5)
4.5 5 2
Loading ... Loading ...