Primera visita al ginecólogo en el embarazo

primera visita al ginecologo en el embarazo

La visita al ginecólogo es algo que todas las mujeres deben hacer, una vez que llegan a la adolescencia ya es recomendable que sean revisadas de vez en cuando. Pero la mayoría no hacen la visita hasta que ya notan los primeros síntomas del embarazo.

En la primera visita el ginecólogo hará un historial nuestro en el que irá haciendo preguntas sobre si se fuma, bebe, cuando tuvimos la ultima menstruación, si es regular, si padecemos alguna enfermedad que pueda afectar al embarazo, si ya hemos tenido otros embarazos anteriores, los síntomas actuales…Tras completar el historial hará un reconocimiento físico para detectar los primeros síntomas del embarazo como el reblandecimiento del cuello uterino y el aumento del tamaño del útero y del abdomen. El reconocimiento también servirá para saber aproximadamente la duración de la gestación y la fecha aproximada del parto. También hará un examen externo del abdomen para saber el tamaño del feto, y por último examinará los pechos.

Tras hacer todo esto mandará unos análisis de sangre para saber el Rh de la madre, algo necesario a la hora de dar a luz por si existiera una incompatibilidad de grupos sanguíneos, así como anticuerpos frente a enfermedades domo la toxoplasmosis, rubeola o hepatitis. También para controlar si se padece anemia, algo bastante frecuente en las embarazadas. Durante el embarazo suelen recetar tomar ácido fólico y hierro y en algunos casos dietas para embarazadas.

En cada visita al ginecólogo se hará un análisis de orina para detectar niveles altos de azúcar o proteínas que se relacionan con enfermedades como la diabetes y la toxemia, además de detectar infecciones en la orina. El test de O´ Sullivan es otra prueba que el ginecólogo mandará hacer.

Si el embarazo está un poco avanzado podrás escuchar el latido del corazón del feto, y el doctor mandará que se hagan ecografías cada tres meses más o menos en las que se podrá ver al pequeño en sus diferentes fases de crecimiento.

Una cosa esta clara y es que no hay que temer visitar al ginecólogo porque aunque algunas pruebas sean incómodas es algo beneficioso para nuestra salud.

Vía | elbebe.com
Foto| Mélissa Bradette

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...