Primer bebé del mundo gestado en un útero trasplantado procedente de una mujer fallecida

En el Hospital das Clínicas de la Universidad de Sao Paulo, ha tenido lugar el nacimiento del primer bebé del mundo gestado en un útero trasplantado que procedía de una mujer fallecida. Anteriormente se había intentado en 10 ocasiones, pero en todos los casos se fracasó. Con este éxito se abre una vía de esperanza para las mujeres infértiles con problemas uterinos.

Donación de útero para un embarazo

Ayer era noticia el primer bebé del mundo gestado en un útero trasplantado procedente de una mujer fallecida, cuya receptora era una mujer que debido a una enfermedad congénita, nació sin útero, pero tenía los ovarios y eran totalmente funcionales. En el trasplante, los cirujanos realizaron una complicada operación que duró alrededor de unas 10 horas, posteriormente la mujer receptora estuvo medicándose con una gran cantidad de fármacos que evitarían el rechazo del órgano de gestación.

El caso es que apenas siete meses después se procedió a implantar un óvulo fecundado mediante las técnicas de fertilización, el embarazo cuajó y se desarrolló con normalidad hasta el momento del nacimiento de una niña, en principio, perfectamente sana. Logrado el objetivo de concebir un bebé, se procedió a extirpar el útero tras el parto, se podría haber dejado para una futura concepción, pero de este modo se evitaría tener que tomar una gran cantidad de medicamentos contra el rechazo del trasplante.

Como ya hemos comentado en anteriores ocasiones, este tipo de trasplantes han generado cierta polémica y debates éticos, ya que no se habla de un órgano vital. En los últimos años se han llevado a cabo 39 operaciones para trasplantar un útero, aunque los donantes eran personas vivas, generalmente familiares, de ellos, 11 lograron ser viables y dar como resultado la concepción de un bebé. Respecto a los trasplantes procedentes de una mujer fallecida, se ha intentado en 10 ocasiones en Estados Unidos, la República Checa y Turquía, pero en todos los casos ha fracasado, pero en esta ocasión el trasplante ha tenido éxito.

El logro ha tenido lugar en Brasil, concretamente en el Hospital das Clínicas de la Universidad de Sao Paulo, los expertos consideran que se trata de un gran avance que será beneficioso para aquellas mujeres que son infértiles debido a dolencias congénitas. Se demuestra que la técnica es factible y podría ofrecer a las mujeres con infertilidad uterina, acceso a un grupo más grande de potenciales donantes, las mujeres fallecidas, recordemos que es mucho mayor el número de donantes fallecidos que el de donantes vivos. Los expertos comentan que, aunque la operación y las técnicas empleadas han tenido éxito, se pueden refinar y optimizar para que la tasa de efectividad sea mayor, lo que sugiere que seguirán una línea de investigación en este sentido.

La infertilidad femenina afecta a un 10-15% de las parejas en edad reproductiva de todo el mundo, y aproximadamente una de cada 500 mujeres tiene problemas uterinos, por lo que se abre una vía de esperanza para ellas. Los especialistas comentan que antes de que los trasplantes de útero fueran una realidad, las únicas posibilidades de que estas parejas pudieran tener un hijo era la maternidad subrogada o la adopción.

Sobre el embarazo, los médicos han comentado que tras el trasplante, a los cinco meses no se mostraban signos de rechazo, la receptora del útero tenía una menstruación regular y las ecografías de seguimiento mostraban total normalidad. Durante el embarazo se realizó un seguimiento exhaustivo y todo fue completamente normal, hay que destacar que se utilizaron óvulos previamente fertilizados y congelados, y que se implantaron unos siete meses después de recibir el trasplante. Según leemos aquí, la niña nació hace casi ocho meses, pesa 7’2 kilos y sigue siendo alimentada con lactancia materna.

Antes hemos hablado de la polémica y debates éticos, hay que decir que para muchos médicos se trata de un procedimiento que va en la línea con la ética médica, también hay que aclarar que cada persona es un mundo y que en cada caso será necesario realizar un análisis de riesgos y beneficios. En fin, es una gran noticia y un gran avance de la ciencia médica, seguro que a partir de ahora conoceremos nuevos casos de nacimientos gracias a un útero donado procedente de una mujer fallecida.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...