Practicar la estimulación prenatal

La estimulación temprana es sumamente conocida desde el momento del nacimiento del niño para contemplar la posibilidad de que pueda desarrollarse más y mejor en muchos aspectos, pero lo cierto es que desde hace un tiempo largo también se le da un gran mérito a la denominada estimulación prenatal, que justifican, es sumamente importante para el bebé por nacer dado que le brinda una buena cantidad de beneficios.

A lo largo del tiempo se ha ido investigando las funciones de la estimulación prenatal y las formas más efectivas de llevarla adelante, llegando a la conclusión de que en efecto, los niños que recibieron éste tipo de estímulos mientras se encontraban dentro del vientre materno desarrollaron a lo largo de su vida una mayor capacidad para socializar con otros individuos. Por otra parte los niños que fueron estimulados de alguna manera antes de su nacimiento eran menos propensos a presentar síntomas de déficit de atención, además de llorar menos y ser niños mucho más felices y menos estresados, características que los acompañan a lo largo de toda su vida.

Una de las maneras de practicar la estimulación prenatal es a través del método hablado, básicamente, interactuar con el niño mediante el habla. La madre es la más indicada para practicarla, dado que le es sumamente sencillo estimular a su bebé hablándole en practicamente cualquier momento del día. Con ésto el niño siente las vibraciones internas y el sonido que proviene del exterior justo en un momento en el que se encuentra desarrollando todos sus sentidos, sobre todo a partir del cuarto mes de gestación.

Claro que es sumamente importante que el padre también tome en cuenta ésta práctica y sea rutinaria las conversaciones con el bebé tanto como si él estuviera presente contándole situaciones de la vida cotidiana, y demostrándole mucho amor, dado que está comprobado que es sumamente positivo para el desarrollo del feto y la forma en la que llega a éste mundo.

El tacto es también otra de las formas de provocar una estimulación prenatal, tocar la panza de la mamá le hace bien al bebé, dado que las manos calientes y las ligeras presiones van modificando las situaciones dentro del útero dándole sensaciones al feto, de ésta manera se siente acompañado y recibe demostraciones de afecto que le pronostican una vida mucho más feliz. Lavar la panza con jabón y agua tibia cuando la madre tome un baño también es satisfactorio, el agua siempre debe caer de manera suave sobre la piel.

Y sin dudas una de las formas más comunes y conocidas es la estimulación prenatal con música, ya que está comprobado que las ondas del sonido intervienen en las percepciones del niño por nacer, desarrollando sobre todo su inteligencia y preparándolo para el mundo. Escuchar música a un volúmen agradable, poner la radio, o inclusive colocar auriculares sobre el vientre permitirá que tanto el niño como sus padres lo pasen fenomenal.

Vía | Web del bebé
Foto | Lima.olx

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...