Posturas para dormir durante el embarazo

Posturas recomendadas para mujeres embarazadas que les facilite el descanso.

Durante el embarazo nuestro físico cambia notablemente. Las mujeres suelen engordar bastante, sobre todo la barriga que es dónde se sitúa el bebé. Es por esa razón que a la hora de dormir les cuesta más encontrar una postura para descansar o dormir. Debe ser una postura cómoda tanto para la madre como para el bebé.

Una buena postura mejorará el descanso.

A consecuencia del peso que vamos ganando durante el embarazo se empiezan a notar dolores de espalda, calambres en las piernas, orinas con frecuencia por la presión de la barriga sobre la vejiga… multitud de factores que no te dejan descansar bien por la noche.

Los trastornos del sueño pueden resultar por diferentes cosas. Al dormir durante periodos cortos y no llegar a conciliar el sueño hace que nos sintamos siempre cansadas. Además, el aumento abdominal reduce el movimiento de la embarazada y también, el movimiento del feto se nota cada vez con más intensidad.

Dada la dificultad para dormir y ,por lo tanto, de descansar bien durante todo el embarazo, deberemos encontrar buenas posturas teniendo en cuenta la nueva barriga para llegar a encontrar la comodidad y sin molestar al feto. Los expertos señalan que hay una postura para cada etapa del embarazo con forme vamos aumentado de peso y el tamaño del abdomen.

Al contrario de lo que podemos pensar, dormir boca abajo no tiene riesgo ni para la mamá ni para el bebé. Pero puede resultar bastante incómodo. Normalmente decidiremos de forma natural no utilizar esta postura. Boca arriba también es una postura recomendada excepto el último periodo del embarazo.

Dormir de lado, sobre todo del lado izquierdo, es la mejor postura ya que evita que el peso del útero recaiga sobre el hígado y mejora la cirulación. Además también se aconseja utilizar una almohada para evitar los dolores de espalda. Colocamos la almohada entre las piernas con las rodillas dobladas y debajo de la barriga para aguantar su peso. También la podemos colocar en la espalda.

El colchón sobre el que descansemos debe estar en buen estado. Tan perjudicial es un colchón duro como uno excesivamente blando, un buen colchón debe prestar apoyo a toda la columna. Además existen almohadas especiales para embarazadas. Éstas tienen forma de triángulo y sirven para que el vientre descanse su peso.

Esperemos que ésta dificultad de dormir sea únicamente durante el embarazo y que el recién nacido no nos de mucha «guerra» y podamos disfrutar de un merecido descanso por las noches.

Foto / saia.neogaia

Información / MARTA VÁZQUEZ-REINA

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...