¿Por qué es tan importante el ácido fólico en el embarazo?

El ácido fólico es sumamente importante en los embarazos de hoy en día

Todo embarazo requiere de acido folico

Comúnmente los médicos de cabecera, ginecólogos y matronas recomiendan tomar un suplemento de yodo y de ácido fólico a las embarazadas, pues sucede que ambos ingredientes son sumamente importantes durante esta etapa tanto para la madre como para el feto. Aquí te contamos el motivo por el cual debe tomarse y los beneficios que tienen ambos ingredientes en el período de gestación.

El ácido fólico y sus beneficios

Este compuesto, no solo se conoce como ácido fólico, también recibe el nombre de vitamina B9, por lo que es apto para hombres y mujeres a partir de los 16 años. La función del ácido fólico en el organismo es de amplio espectro, ya que controla la hipertensión, previene la anemia, reduce las posibilidades de padecer cáncer y ayuda en la formación del sistema nervioso.

 La importancia del ácido fólico    

Desde antes de quedar embarazada, cuando comienzas a buscar bebé, puedes comenzar a tomar ácido fólico, ya que lo ideal es que tus niveles de este compuesto estén óptimos en tu cuerpo. Confirma con tu médico en que momento y como tomarás las pastillas, además puede enviarte otros suplementos que incluyan dicho compuesto.

Ya que el ácido fólico puede ayudar a aumentar la fertilidad, siempre es bueno que la mujer en edad fértil consuma este medicamento durante un tiempo, pues le ayudará a tener una reserva de esta vitamina en su organismo si se diera el caso de tener un embarazo no planificado, ya que precisamente son estos primeros meses, los que son claves en la formación del bebé, específicamente del cerebro y la columna.

El ácido fólico puede disminuir un 70% de las probabilidades de que el feto pueda sufrir de espina bífida, hendidura de paladar o de labio, o cualquier otro tipo de condición del tubo neural. También disminuye la probabilidad de que el bebé nazca prematuro o con bajo peso.

Aunque se piensa que una dieta balanceada es suficiente y que se puede omitir el consumo de suplementos, lo cierto es que cuando la mujer se encuentra embarazada le resulta imprescindible añadir a su consumo diario el ácido fólico, ya que  debe asegurarse que, tanto ella como el bebé, están recibiendo las cantidades necesarias de nutrientes.

Lo que debes saber de la toma de yodo

En la industria farmacéutica se le conoce como yodocefol, este es un compuesto que une tanto el yodo como el ácido fólico, con la cantidad justa para que la mujer y el bebé asimilen las dosis diarias que ambos necesitan. Tanto el ácido fólico como el yodo son necesarios especialmente para que el bebé se desarrolle correctamente y no tenga ningún problema de salud a nacer.

Durante el embarazo, es normal que exista carencia de yodo en el organismo de la mujer ya que la glándula tiroides debe realizar un trabajo extra, recuerda que ésta regula el ambiente hormonal y por tanto el funcionamiento de nuestro cuerpo mientras se desarrolla el bebé. Lo que se evita con el consumo de yodo, es que luego del parto, la madre pueda sufrir de tiroiditis postparto.

El yodo es un mineral y un oligoelemento vital durante el embarazo, ya que el organismo femenino lo necesita para intervenir en la formación de los órganos, el sistema nervioso central y el cerebro del bebé.

Como ves llega a ser tan fundamental, que la mujer necesita incrementar sus niveles de yodo, des este modo puede cubrir la demanda hormonal propia y la del feto en formación, de allí que el cuerpo necesita de la presencia suficiente de este mineral a partir del instante en que la mujer sabe que está embarazada, pues el feto carece de hormonas tiroideas durante los primeros meses; de allí la necesidad que la madre lo consuma, para que ofrezca al bebé los nutrientes, vitaminas, minerales y demás elementos que le permitan formarse correctamente y evitar cualquier tipo de malformación.

Lo que puede recetarte el médico

Comúnmente, el médico suele recomendar el acfol (ácido fólico) y el yodocefol (yodo + ácido fólico), aunque también puede recetarte algún producto similar pero con otro nombre comercial, ya que en el mercado existen diversas marcas: Natablen, Gestavit, Ginecomplex, Yoduk, Yofolvit, Gestagyn.

La diferencia de dichos productos es la concentración de los compuestos, pero todos contienen tanto yodo como ácido fólico, o incluso algún otro componente como vitaminas. Sucede a lo largo del embarazo, constantemente se deben chequear tanto los niveles hormonales como la carencia o presencia de compuestos en el organismo, por ejemplo el hierro, de allí que los suplementos se adapten a determinadas necesidades que tenga el organismo de la madre.

Te sugerimos seguir la receta de tu doctor al pie, recuerda que ya no se trata únicamente de tu salud sino también la de tu bebé. Cualquier inconveniente tomando suplementos, o cualquier tipo de reacción, consúltalo con tu ginecólogo, matrona o médico de cabecera. Igualmente lleva una dieta rica en vegetales, cereales y proteína, ya que son fuentes ricas en ácido fólico.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...