Peso durante el embarazo

El aumento de peso durante el embarazo es una de las consecuencias más visibles de la gestación. En total, entre el peso del feto, de la placenta, el líquido amniótico, la retención de líquidos… se suelen aumentar entre 9 y 14 kilogramos.

En estos meses es conveniente controlar el aumento de peso, ya que el peso del bebé dependerá de lo que engorde la madre durante el embarazo. En reglas generales se suele engordar a razón de 1kg ó 1.5 kg por mes y nunca será conveniente engordar más de lo recomendado, ya que esto puede acarrear consecuencias tanto para la madre como para el bebé. En la madre se pueden dar sangrados vaginales y desgarros durante el parto (ya que cuanto más comas, mayor será el tamaño del bebé) o hipertensión. Y el bebé tiene posibilidades de sufrir obesidad o huesos del cuello rotos u hombros pegados en el momento del parto.

Por tanto, la alimentación de la madre deberá basarse en una dieta sana y equilibrada por el bien de la salud de ambos. Nunca habrá que tomarse la justicia por nuestra mano y practicar alguna dieta casera. Lo recomendable es acudir a la consulta de un especialista en nutrición.

Son varios los consejos que se pueden poner en práctica:

  • Nunca se debe omitir el desayuno, es la comida más importante del día y la que te dará fuerzas para aguantar toda la mañana.
  • Es preferible comer más veces al día pero en menor cantidad. En lugar de hacer dos comidas copiosas, distribuye en pequeñas dosis seis comidas.
  • Intenta hacer la última comida del día a una hora temprana de la noche, lo que te ayudará a hacer la digestión. Nunca te acuestes nada más terminar de cenar.
  • No se debe comer por 2, sino de forma moderada y pon especial atención en cómo saciar esos antojos. Cambia helado por yogur helado, o chocolate por chocolate sin azúcar.
  • Intenta que los alimentos que ingieras sean de primera calidad, preparados de una forma sencilla.

Nunca el no comer será una dieta sana. Esto puede provocar retardo en el crecimiento del bebé dentro del útero, menor coeficiente intelectual y mayor índice de mortalidad infantil perinatal.

Pero no solo es la futura mamá la que aumenta de peso. En el embarazo también aumenta el peso del padre. La principal razón son los antojos y las comidas copiosas que se preparan durante estos meses, con el fin de aplacar el hambre de la embarazada, pero que los futuros papás también saborean.

Si tienes dudas sobre si te encuentras en el peso adecuado puedes consultar diversas calculadoras en la red, que dependiendo del mes de gestación y de tu peso inicial te dirá si estás dentro de los límites recomendados. Te recordamos que es una aproximación y que ante cualquier duda lo mejor es acudir a tu especialista.

Foto: o5com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...