Nuevo estudio sobre la seguridad de los partos en el agua

Un nuevo estudio pone en evidencia la seguridad de los partos en el agua. Parece ser que no son tan seguros como parece.

seguridad de los partos en el agua

Un nuevo estudio de la Asociación Americana de Pediatría (AAP) y del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG) tira por tierra algunos de los supuestos beneficios de tener al bebé en una piscina, lo que conocemos todas como el parto en el agua. Conozco varias mujeres que lo han tenido y hablan maravillas de ese momento tan importante. Además, siempre han estado acompañadas de un comadrona, que es especialista en partos, por lo que el parto en el agua no ha sido efectuado sin conocimientos del tema.

Pero parece ser que en Estados Unidos están investigando sobre este tema y como no han encontrado evidencias científicas que demuestren la eficacia del parto en el agua, lo desaconsejan. Imagino que el estudio, realizado por especialistas, va mucho más allá. No sabemos demasiado porque el estudio en sí se publicará este mismo mes de abril del 2014 en la revista ‘Pediatrics‘, pero ha salido publicado en algún diario nacional en su edición digital, como es el ‘ABC‘, que esta práctica solo se debe llevar a cabo en casos muy puntuales.

Parece ser que, después del estudio, los especialistas opinan que el medio acuático sí es beneficioso para mejorar los dolores y acortar el tiempo de preparación para el momento determinante, es decir, para el momento de nacer el bebé, pero señalan que nacer bajo el agua no conlleva beneficios, pero sí puede ser peligroso para el bebé. Por lo que se deriva que como no hay beneficios evidentes, pero sí puede conllevar riesgos, se desaconseja salvo en determinadas circunstancias. Un ejemplo de estas circunstancias extraordinarias es si se está realizando el parto en el agua bajo vigilancia médica, como por ejemplo en el caso de un parto experimental y se haya informado debidamente. No obstante, el hecho de que el parto se realice bajo el agua, no debe impedir que la madre o el bebé sean debidamente atendidos con el material quirúrgico médico necesario.

Por tanto, tenemos que esperar a que se publique el artículo completo para conocer con más detalle por qué razón una práctica que se lleva realizando durante tantos años resulta que ahora podría ser perjudicial para la salud del pequeño. Tampoco sabemos si también se refieren a la salud de la madre, por ejemplo si es por complicaciones del parto. En mi opinión, la cuestión es que si una mamá decide tener a su bebé en el agua y está acompañada de profesionales que saben del tema, no veo demasiado dónde está el problema, ya que la madre siempre puede salir del agua para ser atendida debidamente y, en el caso de que todo vaya bien, puede ser un parto menos traumático que estirada en el típico potro de partos.

Evidentemente, este tema suscitará bastante debate, ya que muchas mujeres hoy en día deciden tener a su bebé bajo el agua porque hasta el momento no se había dicho que fuera malo para la salud ni del bebé ni de la madre. Lo que no sabemos es cómo reaccionarán todos los centros donde se pueden tener bebés bajo el agua, ahora que ha salido este estudio que lo desaconseja. ¿Qué opináis?

Vía | abc.es

Imagen | MabyCakes

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...