Mover la postura del feto antes del parto

Versión externa a cefálica

Una técnica usada en la década de los 70 y que actualmente está en desuso, ha sido recuperada por el Hospital General Nuestra Señora del Prado de Talavera de la Reina, a fin de favorecer el parto vaginal y reducir el número de cesáreas. Se trata de la técnica denominada versión externa a cefálica, proceso en el que los expertos pueden mover la postura del feto antes del parto, dándole la vuelta suavemente cuando se presenta en posición podálica o de nalgas y poderlo colocar en la posición idónea para el parto vaginal.

Para mover la postura del feto antes del parto es necesario tener conocimientos profundos a fin de evitar posibles complicaciones como la rotura de la membrana y la consiguiente pérdida de líquido amniótico. Por otro lado, no es una técnica aconsejable en los casos de preeclampsia, embarazos múltiples o embarazos en los que el feto presente algún tipo de anormalidad. También se tienen en cuenta otros aspectos como la cantidad de líquido amniótico o el tamaño del feto, como posibles factores de riesgo.

En el área de partos del mencionado hospital, los especialistas realizan una serie de maniobras sobre el vientre de la madre, estas pueden realizarse a partir de la 34 semana del embarazo aunque generalmente se suelen realizar en un estado más avanzado y alrededor de la 37 semana del embarazo, en un estadio próximo al parto. En las maniobras se intenta levantar al bebé y mediante giros se le da la vuelta en el caso de que no se haya encajado correctamente y venga de nalgas. No es una tarea sencilla y depende de los movimientos que las piernas del bebé realicen, si están encogidas es mucho más fácil de realizar las rotaciones.

El hospital ha estado utilizando la técnica versión externa a cefálica durante un año, a diferencia de la década de los 70, actualmente este sistema resulta mucho más efectivo y seguro, ya que se cuenta con conocimientos más profundos del embarazo y avances tecnológicos que antaño no existían, el control fetal exhaustivo, el control del estado de la placenta y de la madre, se conjugan con la técnica empleada.

Para emplear la versión externa a cefálica y poder mover la postura del feto antes del parto, es necesario que la madre firme un consentimiento, quizá este sea un argumento para decantarse por la cesárea a fin de evitar los riesgos asociados a la presentación de nalgas que actualmente se cifra en un 5% de los embarazos. Los especialistas abogan por el empleo de esta técnica y evitar la cesárea, declaran que con ella se incrementaría el número de partos vaginales evitando cesáreas innecesarias. Por otro lado y como hemos dicho antes, los riesgos son mucho más reducidos que hace 40 años.

A través de ABC podemos saber que, según un estudio del hospital, si se aplicara en casi todos los casos la versión externa a cefálica, se podría reducir un 2% el índice de cesáreas del hospital. Sería interesante que la técnica volviera a utilizarse en todos los hospitales del país, posiblemente el índice de cesáreas a nivel nacional se reduciría significativamente evitando una intervención innecesaria.

Foto | Mbaylor

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...